Buscar
Usuario

Economía

El grave pronóstico de la hostelería que lanza el economista que predijo la crisis de 2008

El economista cree que se está fomentando una actitud cortoplacista: "Gran parte de la población no quiere pensar en lo que ocurrirá en tres meses".

El grave pronóstico de la hostelería que lanza el economista que predijo la crisis de 2008

El economista Santiago Niño Becerra, catedrático conocido por sus certeros pronósticos, especialmente la crisis de 2008, ha advertido sobre los riesgos a los que se expone la sociedad española si no frena el consumo en el contexto actual. "En otoño todo apunta a que no va a ser complicado, es una cosa psicológica, por eso que vivamos el momento y ya veamos lo que sucede", ha asegurado en Cadena SER, donde ya afirmó que se seguirá la tendencia del verano.

El economista cree que muchos españoles están gastándose lo que muchos españoles ahorraron durante la pandemia en "bares, restaurantes, carreteras y playas". El profesor de la Universitat Ramon Lull considera que "gran parte de la población no quiere pensar en lo que ocurrirá en tres meses", algo que ha fomentado una actitud cortoplacista que puede acarrear graves consecuencias: "Estamos ante el último verano, como la película".

A pesar de sus previsiones sobre la economía general, Niño Becerra ha publicado un tuit en el que se ha centrado sobre el futuro de la hostelería en España que ha generado dudas sobre el futuro que espera en uno de los sectores más destacados de nuestra economía.

"En meses ya se producirán cierres que pueden alcanzar el 75% de los restaurantes actuales"

El economista ha explicado en su tuit que la situación económica provocará una brecha en la que se generará una diversificación de la oferta cada vez más clara, tal y como sucedió en la pasada crisis: restauración dirigida hacia clases muy altas y, por otro lado, una hostelería muy 'low cost', con ofertas muy agresivas, en la parte baja, dirigida a rentas bajas.

La peor noticia, sin embargo, es el pronóstico que realiza Niño Becerra que afirma donde afirma que "en meses ya se producirán cierres que pueden alcanzar el 75% de los restaurantes actuales".

Un pronóstico que contrasta con las previsiones más optimistas y que prevé unos meses complicados tras un verano de estallido en el consumo tras la pandemia. Se espera que haya una mayor diversificación en las ofertas y, posiblemente, una época de reposicionamiento en el sector hostelero.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar