Buscar
Usuario

Economía

Domino's Pizza cierra sus locales en Italia y abandona todas sus franquicias al no poder competir con las pizzerías locales

La cadena estadounidense de comida rápida se ha visto fuertemente afectada por la competencia local y las consecuencias de la pandemia en la economía.

Domino's Pizza cierra sus locales en Italia y abandona todas sus franquicias al no poder competir con las pizzerías locales Domino's Pizza cierra sus locales en Italia y abandona todas sus franquicias al no poder competir con las pizzerías locales

Foto: Alsea Europe

Llegó a Italia, la cuna de la pizza en 2015, pero siete años después, la aventura se termina. Domino's Pizza no ha cuajado en el país transalpino y se ha visto obligada a cerrar todas sus sucursales en Italia. A pesar de que la cadena de comida rápida de origen estadounidense sí que está cosechando éxito en otros lugares del mundo, no ha logrado ningún éxito, precisamente, en el país donde se originó la comida de la que hace gala.

El cierre de la última de las 29 sucursales de Domino's Pizza se ha producido después de que la empresa comenzara sus operaciones en Italia en 2015, fruto de un acuerdo de franquicia con ePizza SpA. La firma norteamericana planeaba abrir más de 800 tiendas, en un proyecto para el que se vio obligado a pedir préstamos millonarios. Pero, cuando se instaló, se dio de bruces con la cruda realidad del país: una dura competencia de los restaurantes locales, incluso en plena pandemia, que ampliaron los servicios al 'delivery' en plena crisis sanitaria.

"Atribuimos el problema al nivel significativamente mayor de competencia en el mercado de entrega de alimentos con cadenas organizadas y restaurantes de 'mamá y papá' (locales tradicionales) que entregan alimentos, al servicio y a los restaurantes que reabren después de la pandemia", dijo ePizza en un informe para inversores que acompaña a sus resultados del cuarto trimestre de 2021.

Distinguirse con productos estadounidenses como la pizza hawaiana o las alitas de pollo

La multinacional de comida rápida era consciente de la gran cantidad de oferta local, además de calidad, a la que se estaba enfrentando en Italia. Su idea era distinguirse con un servicio de entrega nacional de pizzas populares en Estados Unidos, como la pizza hawaiana o las alitas de pollo. Sin embargo, no consiguieron destacar por encima de las pizzerías existentes en las ciudades italianas.

El comunicado emitido por ePizza señala que un tribunal de Milán ha concedido a la empresa protección judicial frente a los acreedores que se extiende durante 90 días. Las medidas de protección tenían el objetivo de impedir que los prestamistas exigieran el pago de la deuda o confiscaran activos de la empresa. A pesar de todo, la empresa no pudo librarse de su deuda, que a finales de 2020 ascendía a 10,6 millones de euros, según los últimos informes anuales a los que han accedido los medios.

La noticia ha dividido a los medios italianos, algo que se ha palpado en las redes sociales. Muchos italianos se han lamentado por el cierre de Domino's Pizza en el país transalpino por la pérdida de puestos de trabajo que representa, aunque no han faltado quienes celebran la marcha de la firma estadounidense que busca sacar rédito de plato italiano.

Artículos recomendados

Comentarios