Buscar
Usuario

Vida

Las mujeres que ascienden en el trabajo tienen más posibilidades de divorciarse que los hombres

Según un estudio, los ascensos a puestos directivos por parte de las mujeres aumentan la probabilidad de divorcio, algo que no sucede con los hombres.

Las mujeres que ascienden en el trabajo tienen más posibilidades de divorciarse que los hombres Las mujeres que ascienden en el trabajo tienen más posibilidades de divorciarse que los hombres

Foto: Freepik

Olle Folke y Johanna Rickne, dos investigadores suecos, decidieron analizar qué ocurre con los hombres y mujeres casados que consiguen promocionar y ascender laboralmente. Esta investigación, según revelaron los resultados, dejó constancia de que en el caso de las mujeres, el hecho de que lleguen a puestos directivos aumenta la probabilidad de divorcio.

Es más, en empresas, los divorcios llegan a darse tres años tras el ascenso, mientras que en las mujeres que sostengan cargos públicos las cifras son todavía más apabullantes: un 15% de divorcios se dan durante los tres primeros años, mientras que un 25% llega a darse a los ocho.

Los casos de desigualdad salarial o la falta de paridad y de conciliación muestran el techo de cristal al que se enfrentan las mujeres prácticamente a diario. Este estudio, además, muestra otra de las consecuencias que los hombres, en el poder, no conocen. Pero, ¿por qué?

Como determinaron los expertos, estos divorcios tienen lugar especialmente en directivas que tienen mayor diferencia de edad con sus parejas o en aquellas en las que su ascenso provoca que la distribución de ingresos familiar cambie. Al tener un cargo más elevado y un mejor salario, las posiciones tornan y la mujer pasa a ser la que aporta mayor porcentaje de renta en casa.

La brecha entre mujeres y hombres también afecta a los divorcios, más frecuentes si ellas ascienden "La brecha entre mujeres y hombres también afecta a los divorcios, más frecuentes si ellas ascienden"

Pensamiento tradicional y una vida doméstica difícil

La realidad es que a día de hoy seguimos teniendo pensamientos bastante tradicionales y anticuados, y, aunque poco a poco intentamos cambiar la sociedad, es cierto que hay puntos que damos por hecho que, después, pueden acarrear problemas. Este es uno de los casos, ya que vemos parejas en las que ellas son mas jóvenes que ellos y son quienes se encargan del hogar.

Por ello, el ascenso y la mejora salarial de la mujer es algo que muchos hombres se toman como un desafío o un reto, ya que en gran parte de países se prioriza la carrera profesional de él, como mostraba el estudio. Se les desmorona todo y la relación y los objetivos ya no son los que esperaban.

Además, respecto a la mujer, normalmente las divorciadas son también las que mayor peso tienen en las tareas de la casa o las que se encargan plenamente en el cuidado de los hijos, independientemente de la carga de trabajo que tengan. La mujer se ve abocada a coger el permiso maternal, aunque poco a poco vamos avanzando al respecto, mientras que el hombre continúa su vida y su trabajo plenamente centrado.

Por una parte, ellas se adaptan a todos, mientras que para ellos el romper con la visión que tenían y ser conscientes del poder financiero que adquiere la mujer pasa a ser difícil, porque habían entrado ya en un bucle de comodidad del que no quieren salir. Por ello, las parejas que tienen asumidas (o que intentan asumir) una mayor igualdad de género son las que continúan unidas.

Artículos recomendados

Comentarios