Diana Lumbrera, la brutal asesina en serie que mató a sus 6 hijos enfermos por "malditos"

Diana Lumbrera, la brutal asesina en serie que mató a sus 6 hijos enfermos por "malditos"

Diana llevó a sus hijos a urgencias alegando que habían dejado de respirar después de tener convulsiones por culpa de una enfermedad congénita.

La vida de Diana Lumbrera ha estado marcada por el crimen. Esta joven de origen latino nacida en Texas parecía una madre normal cuando acudía al médico por los accidentes que habían sufrido sus hijos. Pero no era del todo cierto, pues finalmente fue acusada de la muerte de siete niños en 14 años.

Tal y como recoge Murderpedia, Lumbrera se casó en 1974, con 17 años, con Lionel Garza y tuvieron un matrimonio tormentoso desde el principio. Sin embargo, las peleas entre ellos no impidieron que tuvieran tres hijos: Melissa, que nació en 1975, Joanna, en 1976 y José Lionel, en 1977.

Desgraciadamente, ninguno de sus hijos pudo ir al colegio, pues todos fallecieron prematuramente. Joanna fue la primera, murió a los tres meses cuando Diana llevó su cuerpo al hospital de Bovina, Texas.

Diana Lumbrera fue acusada por el asesinato de 7 niños en 14 años | Murderpedia "Diana Lumbrera fue acusada por el asesinato de 7 niños en 14 años | Murderpedia"

Según su madre, su hija sufrió convulsiones y después dejó de respirar de repente. El informe estableció que murió de asfixia por este motivo y no se le realizó ninguna autopsia.

En 1978, su tercer hijo, José, fue llevado a urgencias con los mismos síntomas. El pequeño de dos meses aún vivía y sobrevivió gracias a la reanimación de los médicos, pero lo mantuvieron en cuidados intensivos para investigar el motivo de estas convulsiones.

Como si fuera una premonición, Diana llamó a su marido para decirle que su hijo se estaba muriendo y así fue. Sobre la una de la mañana una enfermera que acudió a la habitación vio a Diana salir por la puerta y, poco después, encontraron al pequeño en el mismo estado en el que había llegado al hospital. José Lionel no corrió la misma suerte que entonces, los doctores no pudieron reanimarle, por lo que fue el siguiente en morir de asfixia.

Melissa, su hija mayor, tenía ya tres años cuando, en octubre de ese mismo año, llegó muerta al hospital. Diana Lumbrera la llevó en brazos y continuó contando la historia de las convulsiones que les provocaban el ahogamiento.

Tuvo tres hijos más de padres diferentes

José Lionel, su tercer hijo, fue salvado por los médicos cuando llegó al hospital "José Lionel, su tercer hijo, fue salvado por los médicos cuando llegó al hospital"

Diana Lumbrera y Lionel Garza se divorciaron en 1979, pero la joven de Texas no dejó de tener compañía masculina. Durante los siguientes siete años tuvo tres hijos más, cada uno de un padre diferente.

La primera fue su hija Melinda, que nació en 1980. Pero a los dos años de edad, apareció muerta en casa por una supuesta insuficiencia cardíaca provocada por una enfermedad congénita.

En octubre de ese mismo año también se fijó en la hija de uno de sus primos, Erica Aleman. Diana Lumbrera se llevó a su sobrina de seis semanas de paseo, momento en el que supuestamente acabó con su vida

En 1983 llegó su segundo hijo fuera del matrimonio, Christopher Daniel. Pero el pequeño murió a los cinco meses, según los médicos, por septicemia, una infección mortal de la sangre.

En 1986 nació José Antonio, el último hijo de Diana Lumbrera y, a la vez, el que más vivió a pesar de estar al cuidado de su madre. Con cuatro años y tres meses, el pequeño fue llevado muerto a urgencias por las famosas convulsiones y, finalmente, esto provocó que se abriera una investigación contra Diana.

La cara oculta de Diana Lumbrera

"Era una madre amorosa y cuidaba a esos niños", comentó su tía, Elodia flores. "Trabajó duro a diario e hizo que esos niños fueran lo más importante en su vida. No creo que haya matado a sus hijos".

Los amigos y familiares de Diana Lumbrera siguieron defendiéndola y asegurando que se trataba de un error. Y es que, tal y como recogió el diario Los Ángeles Times, la mujer originaria de Texas lloraba desconsolada en cada uno de los funerales, llegando incluso a desmayarse y a clamar al cielo que se los devolvieran.

"Toda mi vida pensé que mis hijos habían muerto por causas naturales. Ahora todo son preguntas y el dolor está volviendo", declaró Lionel Garza, el exmarido de Lumbrera. Sin embargo, la familia de la mujer echa la culpa a una maldición de la madre de él.

"Escuché a la mujer maldecirla", dijo Virginia Bribiesca, hermana de Lumbrera. Según ella, estaba delante cuando la madre de Garza le dijo a Diana que sus hijos morirían en su manos.

"Ella solía decirme que sentía que su suegra la había maldecido", contó María Antillon, amiga de Lumbrera, quien aseguraba que en más de una ocasión había declarado que creía fervientemente en la brujería y en los curanderos.

Por otro lado, parte de la familia no entendía por qué descartaban una enfermedad como causa de la muerte de los niños. "Diana solía enfermar cuando era joven. ¿Cómo pueden ignorar que los niños podrían haber muerto a causa de una enfermedad?", declaró su tía Elva Hernández, quien contó que Lumbrera sufría de polio cuando era niña.

Robert Olvera, primo de la acusada, también destacó que la investigación se había desarrollado de este modo porque Diana Lumbrera es latina: "La policía solo está buscando publicidad (...) Esa es la única forma con la que se puede explicar todo esto que surgió tantos años después. Los médicos dictaminaron que los niños murieron por causas naturales".

Condenada a cadena perpetua

Diana Lumbrera lloraba desconsolada en los funerales e incluso se desmayaba "Diana Lumbrera lloraba desconsolada en los funerales e incluso se desmayaba"

La Policía de Kansas fue la que abrió la primera investigación tras la muerte de José Antonio. Acusaron a Diana Lumbrera de asesinato, ya que ella era la única que había visto esas convulsiones y en la mayoría de los casos había llevado a los niños ya muertos al hospital.

En Texas, las autoridades de los condados de Palmer, Lubbock y Castro abrieron investigaciones y descubrieron que cada niño estaba asegurado por mucho dinero, entre 3.000 y 5.000 dólares. Además, algunas de las pólizas habían sido contratadas poco tiempo antes, como la de Melissa, que fue un día antes de su muerte.

Finalmente, esta madre de Texas no fue condenada por la muerte de sus seis hijos y su sobrina, pues algunos asesinatos no pudieron probarse. Pero, tras una deliberación de menos de una hora, la Lumbrera fue condenada a cadena perpetua con un mínimo de 15 años antes de poder optar a la libertad condicional.

Después de este juicio rápido, los Rangers de Texas trasladaron a la madre al condado de Palmer, donde se enfrentó a otros tres cargos de asesinato con una posible sentencia de muerte y la categoría de asesina en serie. En junio de 1991, Diana Lumbrera volvió al condado de Kansas donde comenzó oficialmente a cumplir condena.

Comentarios