Buscar
Usuario

Vida

No era un simple grano en el rostro: llevaba tres años con un cáncer de piel extendiéndose

Los dermatólogos recomiendan la aplicación de protector solar antes de exponerse de manera directa ante los rayos solares.

No era un simple grano en el rostro: llevaba tres años con un cáncer de piel extendiéndose

Gibson Miller, neoyorquina de 24 años, pensó que tenía un simple grano debajo de su ojo izquierdo. Pero se equivocaba: ese bulto era, en realidad, un carcinoma de células basales en estado 1. Con palabras menos técnicas, un pequeño melanoma cancerígeno en su piel.

En una primera instancia, la profesora no sabía de qué se trataba y siempre lo había asociado a una erupción cutánea casual, de esas que muchas veces aparecen sin razón aparente en los rostros de todos. Sin embargo, visitó al médico para que le revisara el área de la cara afectada y el especialista tomó una biopsia. El diagnóstico era claro: tenía cáncer. Y se estaba manifestando en forma de un bulto semitransparente

Gibson Miller pasó alrededor de tres años con un grano cancerígeno en su rostro "Gibson Miller pasó alrededor de tres años con un grano cancerígeno en su rostro"

Después de haberse recuperado, Gibson asegura que no pensaba que nadie fuera a darse cuenta, porque "era muy pequeño". La maestra de secundaria llegó a vivir con este pequeño tumor alrededor de 3 años y se había extendido ampliamente por debajo de su piel sin que ella misma se diera cuenta.

"El protector solar es sexy"

La biopsia a la que esta joven se sometió se conoce como cirugía de Mohs, utilizada principalmente para eliminar las células cancerígenas de la capa externa de la piel, generalmente manifestadas en forma de pequeños bultos. Posteriormente, tuvo que recibir algunos puntos para suturar la herida.

Sin embargo, Miller no se niega a reconocer que estuviera asustada: "No conocía a nadie que lo tuviera". Del mismo modo, admite que a partir de ahora sabrá lo que es tomar medidas que prevengan de los riesgos que supone la exposición directa a los perjudiciales rayos solares. "Mi nuevo eslogan: el protector solar es sexy. Todo el mundo necesita usarlo sin importar lo que haga bajo el sol", deducía, poniendo en conocimiento de la prensa que había sido jugadora de tenis durante toda su vida. La práctica de este deporte le llevó a soportar un número de horas indeterminadas bajo el sol, lo cual cree que fue la causa del cáncer.

Por otro lado, admite que nunca fue consciente de la importancia que suponía la aplicación de crema solar protectora. Ahora, no solo se aplica este producto, sino que siempre porta sombrero y gafas de sol, imprescindibles para el cuidado de los ojos y la cabeza. 

El área de extensión del melanoma era superior al que inicialmente Gibson podía contemplar "El área de extensión del melanoma era superior al que inicialmente Gibson podía contemplar"

Los dermatólogos afirman que es bastante frecuente que aparezcan granos cancerígenos en nuestra piel. Un asistente de dermatología del Hospital Mount Sinai señala que, en algunas ocasiones, "una protuberancia roja que no desaparece pueder ser el primer signo de este cáncer", especialmente si sangra "espontáneamente". La única solución pasa por consultar lo antes posible a tu dermatólogo más cercano y que examinen el caso, ya que "un quiste también es una posibilidad", añade. 

Según un estudio analítico estadounidense, el melanoma es el segundo tipo de cáncer más común entre mujeres jóvenes que oscilan entre los 18 y 39 años. Además, su aparición aumenta a un ritmo vertiginoso y entre 1970 y 2009, se ha visto incrementada en un 800%. 

Artículos recomendados

Comentarios