Buscar
Usuario

Noticias

Detenido el 'artista antropófago': se comió a un hombre y pintó un lienzo con su sangre

La policía venezolana ha capturado a a Luis Alfredo González Hernández, que podría ser un asesino en serie.

La Policía venezolana acaba de detener a Luis Alfredo González Hernández por asesinar y devorar a un hombre. Los hechos ocurrieron en una finca en la ciudad de Barlovento (Venezuela) y según fuentes policiales el detenido utilizó la sangre y las cenizas del hombre al que mató para pintar un lienzo. 

Por este motivo los policías del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminales (CICPC) del país suramericano han apodado al asesino como el 'artista antropófago'. En los interrogatorios González ha admitido haber descuartizado a un hombre, del cual no se ha revelado su identidad, y asegura que este le había "contratado para realizar un servicio funerario". Según explicó a los agentes se trataba de "matarle, comer parte de su cuerpo y con su sangre y cenizas hacer pinturas en lienzo". 

Luis Alfredo González Hernández "Luis Alfredo González Hernández"

Asesino en serie

En la casa de la víctima la policía científica ha encontrado objetos personales de varias personas que parece ser no vivían en la casa y más pinturas con sangre y cenizas. Douglas Rico, director de CICPC, asegura que la policía sigue investigando estas pertenencias para conocer si coinciden con personas que han desaparecido en los últimos años en Venezuela. Si se confirma, el 'artista antropófago' podría ser un asesino en serie. Además también se encuentran examinando si los cuadros encontrados presentan sangre humana.

Dos de los cuadros hallados por la Policía en la finca de la víctima "Dos de los cuadros hallados por la Policía en la finca de la víctima"

Esta no es la primera vez que la Policía venezolana detiene a un caníbal, y es que en 1999 detuvieron a José Dorangel Vargas, una persona que vivía en la calle y que fue apodado como 'el comegente'. Se trataba de un hombre que mató a 40 personas a las que se habría comido parte de sus cuerpos y la justicia le condenó a 30 años de cárcel. En la actualidad se encuentra cumpliendo condena en el estado de Táchira, una localidad cercana a Colombia. 

Artículos recomendados

Comentarios