Buscar
Usuario

Noticias

La detienen conduciendo un coche robado y oculta su identidad diciendo que es Beyoncé

La mujer se enfrenta ahora a diversos cargos tras haber robado un vehículo y ocultado su identidad a los agentes, que tuvieron que analizar su huella.

La detienen conduciendo un coche robado y oculta su identidad diciendo que es Beyoncé

Beyoncé lo mismo se marca una actuación perfecta en la Super Bowl, como que es la base de teorías conspiracionistas de los Illuminati, como que tiene su propia religión, conocida como 'Beyism'.

La cantante sirve para todo, incluso para conducir coches robados, parece ser. O eso quiso hacer creer una mujer a la que pilló la policía.

Surena Henry, de 48 años, fue detenida el pasado sábado 7 de marzo en Las Cruces (Nuevo México, Estados Unidos) después de que la policía la descubriera conduciendo un coche robado y decidiera hacerse pasar por Beyoncé, según informa el diario británico Metro.

Henry se negó a dar su nombre real a la policía, intentando hacerse pasar en todo momento por la famosa cantante. Los agentes, por su parte, se vieron obligados a comprobar su identidad con un escáner dactilar.

La mujer aseguró que había encontrado las llaves dentro del vehículo y decidió cogerlo para dar una vuelta, aunque una vez identificado el coche robado, la policía procedió a detenerla.

Ahora, la falsa Beyoncé se enfrenta a varios cargos por apropiación ilegal de un vehículo, ocultamiento de identidad y obstrucción en el momento de detención.

Eso sí, igual habría ganado 'Tu Cara Me Suena' si le hubiera tocado interpretar el videoclip de 'Telephone'... Un aire tiene, ¿no?

Beyoncé, en situaciones surrealistas 

Como ya hemos adelantado previamente, Beyoncé es protagonista de diversas situaciones incluso aunque no esté presente.

La realidad es que la súper estrella tiene historias para aburrir, como el robo de su vibrador, que tenía un coste de 17.000 por estar bañado en oro.

Y no solo eso: la artista también fue denunciada por, supuestamente, haber hecho magia oscura contra Kimberly Thompson, una mujer que trabajó como batería de la banda Queen B en 2006.

Según ella, Beyoncé habría hecho "brujería extrema y magia negra",y además estaría detrás de la muerte de su gato. Todo ello, sin prueba alguna. Por ello, el juez desestimó la petición de Thompson, alegando delirios de la demandante.

Artículos recomendados

Comentarios