El culpable de matar al Dj de Alcobendas: «Lo apuñalé por miedo"

El culpable de matar al Dj de Alcobendas: «Lo apuñalé por miedo"

Los detenidos argumentan que lo apuñalaron por miedo tras una discusión de trafico el pasado 10 de julio.

El grupo V de homicidios de la Jefatura Superior de Madrid detuvo el pasado jueves 19 de julio a los presuntos asesinos del DJ Jonathan Ariel, de 21 años, tras lo que según las fuerzas policiales han descubierto, mantener una discusión de tráfico. Los detenidos son David Silva de 24 años, su hermano mayor Joaquín Silva de 34 años son los principales sospechosos del asesinato, aunque también han sido detenidos un adolescente de 13 años que estaba con ellos en el lugar de los hechos y un pariente de 43 años acusado de encubrimiento. David parece ser que es el autor del apuñalamiento que acabó con la vida del joven DJ, el presunto asesino se defendió de los cargos argumentando que "lo apuñalé por miedo".

Los hechos se remontan a la noche del 10 de julio sobre las 21:50, en ese momento Jonathan y su novia Liz estaban paseando juntos cuando llegaron a un paso de cebra en Alcobendas, según relataba Liz estaban "terminando de cruzar cuando una furgoneta casi nos atropella. Jonathan se volvió y les gritó algo así como: ''¡De qué vais!''. Yo le dije: ''Tranquilo, está bien, vámonos a casa. No pasa nada". Parecía que todo iba a acabar como un rifirrafe entre conductor y peatón, sin embargo, "volvieron a detenerse en una rotonda más adelante".

Liz indicó que la pareja ya estaba alejada del lugar inicial cuando se dio "la vuelta y vi a dos chicos de raza gitana corriendo hacia nosotros. Uno de ellos, el más joven, llevaba un palo o una barra. El otro un cuchillo grande", en ese momento Jonathan intentó defender a su novia y según sus declaraciones trató de quitarle el cuchillo al Joaquín, pero David aprovechó para colocarse a su espalda y golpearle en la cabeza con el palo. En esos instantes Liz no recuerda bien lo que sucedió, pero asegura que Jonathan fue apuñalado por David cayendo al suelo, en ese momento los presuntos agresores empezaron a patearlo hasta que se cansaron y huyeron del lugar en la furgoneta. Liz gritaba pidiendo ayuda hasta que finalmente una señora se acercó y llamaron a la policía.

Furgoneta que usaron los presuntos asesinos el día del crimen "Furgoneta que usaron los presuntos asesinos el día del crimen"

La declaración de Liz concordaba con la de varios testigos por lo que gracias a que además uno de ellos apuntó la matricula del vehículo lograron dar con el paradero de los chicos. Las cuatro personas detenidas estaban huyendo hacia Portugal, sin embargo, fueron detenidos en Salamanca a la altura del Puerto de Guadarrama gracias a la colaboración con la policía local.

La pareja inculpa al menor del asesinato

A pesar de que aún no se ha encontrado ni el palo con el que agredieron a Jonathan ni el cuchillo que acabó con su vida, la policía tiene suficientes evidencias para que los presuntos asesinos sean declarados culpables. David el principal sospechoso se ha defendido de los cargos aludiendo que lo hizo bajo los efectos del alcohol y en defensa propia, el joven de 24 años declaró ante la policía que "Mi hermano y yo habíamos bebido mucho. Discutimos con un chico en un paso de cebra. Nos llamó "gitanos de mierda" y nos agredió a los dos. Nos bajamos de la furgoneta y Joaquín le dio con un palo. Entonces el hombre gritó a la chica que iba con él: ''Dame la pistola''. Yo le apuñalé por miedo a que me disparase".

Esta declaración no es la única defensa que se está utilizando pues se intenta inculpar al menor de 13 años como autor principal del asesinato, esta defensa haría que el asesinato no tuviese pena de prisión, sin embargo, las fuerzas policiales se muestran confiadas en que las pruebas y declaraciones aportadas harán que los dos individuos tengan una condena de entre 10 y 15 años de prisión.

Comentarios