Cuatro detenidos por el asesinato de un concejal de IU en Llanes

Cuatro detenidos por el asesinato de un concejal de IU en Llanes

Javier Ardines fue asesinado a golpes junto a su casa el pasado 16 de agosto.

La Guardia Civil ha detenido a tres hombres acusados del asesinato de Javier Ardines González, concejal de Izquierda Unida en Llanes (Asturias). Las actuaciones, según ha informado la Guardia Civil, se están desarrollando en la provincia de Vizcaya, donde se han llevando a cabo cuatro registros domiciliarios en el marco de la investigación. 

El edil Javier Ardines, de 52 años, único concejal de IU en Llanes, murió el pasado 16 de agosto a consecuencia de los golpes recibidos en la cabeza cuando salía de su domicilio en Belmonte de Prías (Llanes), y su cadáver fue hallado a unos 300 metros de la vivienda.

Los investigadores han detenido a un individuo al que acusan de ser el autor intelectual del crimen. Los agentes sostienen que la víctima mantenía una relación sentimental con la mujer del arrestado y este urdió un plan para vengarse. Además, se ha solicitado al juzgado la detención de un cuarto sospechoso que reside en Suiza. Dos de los detenidos son españoles y los otros dos argelinos.

Según fuentes próximas a la investigación, el asesinato lo habrían llevado a cabo unos sicarios por encargo. El presunto autor intelectual se puso en contacto con un amigo para que le ayudara a vengarse de Ardines, éste le aconsejó contratar a un par de argelinos que fueron los que presuntamente asesinaron al concejal la mañana del 16 de agosto. Quienes lo hicieron, parecían conocer los hábitos del concejal de Personal y Playas de Llanes. Le cerraron el paso con vallas y le asaltaron a golpes a primera hora de la mañana. Tras el crimen, uno de los presuntos autores materiales huyó a Suiza, donde lleva un tiempo detenido por tráfico de drogas.

Intrigas y odios

Javier Ardines, concejal de Izquierda Unida en Llanes (Asturias) "Javier Ardines, concejal de Izquierda Unida en Llanes (Asturias)"

El asesinato de Javier Ardines generó una gran conmoción y puso al descubierto una red de corruptelas e intrigas municipales que han sembrado de desconfianza la pequeña población asturiana ante el temor de que hubiera un asesino entre ellos. Durante los últimos meses, los cerca de 14.000 habitantes de Llanes especularon con todo tipo de hipótesis y teorías sobre el suceso, mientras que los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil que, junto con la policía judicial de la Comandancia de Gijón, no han dejado de trabajar para resolver el crimen.

Desde un primer momento, la Guardia Civil trabajó con dos líneas de investigación, la relacionada con la vida sentimental de la víctima y la vinculada con su actividad política en el consistorio de Llanes, ya que había recibido amenazas por sus decisiones políticas. Sin embargo, investigación ha revelado que pese a la multitud de enemigos que se granjeó en su etapa de concejal, Ardines fue asesinado por motivos exclusivamente personales.

Comentarios