Buscar
Usuario

Noticias

Detenido el 'amable' jardinero que asesinaba y descuartizaba a homosexuales

Bruce McArthur se dedicaba a enterrar los restos en los maceteros de sus clientes.

"Amable", "generoso", "atento". Son algunas de las palabras con las que los vecinos de Bruce McArthur definían al jardinero que atendía sus casas y que ahora ha sido detenido por asesinar y descuartizar a hombres homosexuales.

Las autoridades aún no han determinado el número de víctimas que podría haber dejado McArthur, pero las primeras pesquisas señalan decenas. Llama la atención que la Policía de Toronto señalase en los meses previos la desaparición de tantas personas con la misma  orientación sexual en extrañas circunstancias y sin que nadie abriese una investigación.

"La ciudad de Toronto nunca había visto algo similar", ha declarado el detective de la Policía de la localidad canadiense, Hank Idsinga. Según ha informado, el sospechoso está detrás, según se ha comprobado por el momento, de los crímenes de  Andrew Kinsman, Selim Esen Majeed Kayhan, Soroush Mahmudi y Dean Lisowick.

McArthur ha sido detenido por asesinaba a las personas en función de su orientación sexual "McArthur ha sido detenido por asesinaba a las personas en función de su orientación sexual"

Todas las personas que se encontraban en el objetivo de McArthur frecuentaban el barrio gay de la localidad, al igual que su verdugo. La comunidad LGTBI de la zona había alertado de las desapariciones y había apuntado a un asesino en serie, tal y como se ha demostrado posteriomente.

Los hombres asesinados por McArthur habían desaparecido entre los años 2012 y 2017. Sin embargo, la Policía había dado por descartada la hipótesis de un asesinato premeditado en diciembre, una idea que ahora se evidencia como equivocada.

"Es un asesino en serie", confirman ahora las autoridades, que han recibido múltiples críticas por la falta de investigación en el momento de las autoridades, que se escudan en el carácter "escurridizo" del sospechoso.

En las macetas de sus clientes

Con el fin de evitar la acción de las autoridades, McArthur decidió esconder los trozos de las personas que descuartizaba en los maceteros de los clientes que le habían contratado como jardinero.

Karen Fraser, una de las clientas afectadas, ha relatado a la cadena local CBC: "Estoy horrorizada. Es muy difícil de aceptar. McAthur tenía clientes maravillosos y era muy amable y generoso con ellos".

El jardinero había actuado en otra treintena de viviendas, que ahora se encuentran bajo el objetivo de las autoridades para hallar más pruebas que resuelvan por completo este caso.

El detenido tenía prohibido el acceso al barrio gay de Toronto por atacar en 2001 a un hombre con una barra de metal. Salió en libertad gracias a esta condición, pero las autoridades ahora han reconocido que no la cumplió en ningún momento.

Artículos recomendados

Comentarios