Buscar
Usuario

Noticias

Detenida la ultra Carlota Sales durante la desarticulación de una trama que vendía carnés de conducir a inmigrantes liderada por su hijo

La red vendía carnés de conducir para ciudadanos pakistaníes, chinos y magrebíes: la detenida es conocida por su exaltación de la ultraderecha.

Detenida la ultra Carlota Sales durante la desarticulación de una trama que vendía carnés de conducir a inmigrantes liderada por su hijo Detenida la ultra Carlota Sales durante la desarticulación de una trama que vendía carnés de conducir a inmigrantes liderada por su hijo

Foto: Redes

Marta Carlota Sales Prendes, vinculada a la Fundación Nacional Francisco Franco y simpatizante de VOX, ha sido detenida en el marco de una operación policial con epicentro en Cataluña contra una trama presuntamente dirigida por su hijo, Álvaro Prendes, informático contratado en la Dirección General de Tráfico (DGT) de Girona.

Según consta en el atestado, la red se dedicaba a crear perfiles nuevos, modificar situación legal de conductores, recuperar puntos retirados, rehabilitar permisos de conducir suspendidos o expedir indebidamente nuevos carnés de conducir falsos.

Carlota Sales, ondeando una bandera franquista "Carlota Sales, ondeando una bandera franquista"

Muchos carnés terminaban siendo vendidos a ciudadanos inmigrantes que carecían de documentos para conducir o que no podían enfrentarse a los exámenes de la DGT por su desconocimiento del idioma, según Público. Entre los 'clientes' había ciudadanos chinos, pakistaníes, magrebíes o comunitarios residentes en España con el permiso caducado con sin puntos por diversas infracciones. Muchos ciudadanos de los que obtenían réditos económicos son los mismos a los que VOX posteriormente criminaliza en sus discursos.

Los interesados llegaban a cobrar sumas de entre 4.000 y 10.000 euros para obtener el permiso de conducir o recuperar los puntos del carné que habían perdido por cualquier infracción. Por ello, se investigan en esta trama los presuntos delitos de falsedad, cohecho, blanqueo y grupo criminas.

Tampoco se descartan otro tipo de presuntos delitos, como descubrimiento y revelación de secretos, falsedad en documento público y otros relacionados con la ciberdelincuencia. La macrooperación, ejecutada por los Mossos y la Policía Nacional de manera simultánea en varios puntos de Cataluña como como Sant Feliu de Guíxols, S'Agaró, Quart, Llagostera, Calonge y Vic, así como uno en el País Vasco, fue denominada Loki, nombre del dios de las mentiras y el fraude, según la mitología nórdica.

Carlota Sales, con un permiso falso

La ultraderechista Carlota Sales, con un largo historial a sus espaldas de polémicas (fue propuesta para sanción por exhibir símbolos franquicias en el barrio valenciano de Benimaclet en la marcha fascista del 12 de octubre de 2020 organizada por España 2000), con militancia en Plataforma X Cataluña y VOX; está detenida.

Carlota Sales es simpatizante de VOX "Carlota Sales es simpatizante de VOX"

Fue arrestada en su domicilio de Llagostera, donde reside desde hace ocho años. En la operación encontraron documentos, cierta cantidad de dinero en metálico y también un carné de conducir falso a su nombre, procedente de la trama presuntamente liderada por su hijo, según Público.

Además, identificaron un vehículo a su nombre, que conducía habitualmente a pesar de que nunca se había sacado el permiso legal para ello. Durante el registro, se encontró también un "santuario franquista" en una de las habitaciones de su ático alquilado, que estaba llena de insignias, símbolos y documentación que exaltaba el franquismo y la dictadura.

Los cabecillas de la trama

Los Mossos d'Esquadra señalan que la trama estaba liderada por Álvaro Prendes Sales, informático externo de la DGT de 25 años, junto a Juan Manuel Cortés, vecino de Quart y también informático, que en su caso se encargaría de la 'comercialización del producto y la captación de la potencial clientela', compuesta por alrededor de una decena de personas.

Prendes, técnico en la Dirección General de Tráfico de Girona como profesional de una subcontrata, se ocupaba de la manipulación informática como encargo de las bases de datos oficiales de la DGT, en las que creaba, según la investigación, perfiles nuevos y modificaba la situación legal de conductores.

La acción permitía saltar controles, ya que se usaban los carnés vírgenes de conducir oficiales vigentes y de alta seguridad elaborados por la FNMT-RCM. Son productos legales indefectibles, los mismos que aparecen en la base de datos de la DGT. Por ello, alcanzaban precios muy elevados en el mercado, hasta 10.000 euros por unidad, además de prestar otro tipo de servicios con otras tarifas.

Artículos recomendados

Comentarios