Desmantelan una red de narcotráfico en Mallorca y encuentran la droga cerca de Marivent

Desmantelan una red de narcotráfico en Mallorca y encuentran la droga cerca de Marivent

La organización colombiana fue desarticulada después de que fueras vinculados con más de 80 kilos de cocaína procedentes de Colombia.

Las costas de la isla de Mallorca han sido el escenario de la detención de una organización criminal colombiana que pretendía introducir al menos 80 kilogramos de cocaína en nuestro país a través de un barco que procedía de Colombia. El hallazgo se ha producido en las inmediaciones del Palacio Real de Marivent, la tradicional residencia veraniega de la Familia Real, donde Felipe VI y Letizia realizan cada año su tradicional posado estival. 

La Guardia Civil ha detenido a un total de 12 personas de nacionalidad española, colombiana y dominicana en la 'Operación Crótalo'. A pesar de las sospechas iniciales, posteriormente descubrió que la red de narcotraficantes no solo operaba en Mallorca. La investigación también alcanzó las ciudades de Madrid y Barcelona. El envío de la mercancía mencionada, encontrada en las inmediaciones de Marivent, se produjo en Colombia y sin alerta alguna consiguieron esconderla, hasta que un operativo dio con ella en unos apartamentos ubicados en la calle Joan de Saridakis

La red no estaba compuesta solamente por los doce detenidos, sino que formaban parte de ella dos subgrupos y durante el tiempo que operó, estuvo considerada como una de las organizaciones delictivas narcotraficantes más importantes de Palma.

Puerto de Buenaventura (Colombia), el lugar donde las autoridades interceptaron el barco con 80 kilogramos de cocaína "Puerto de Buenaventura (Colombia), el lugar donde las autoridades interceptaron el barco con 80 kilogramos de cocaína"

Por toda la isla

Después de hallar más información relacionada con la banda colombiana, la Guardia Civil procedió a registrar otras localizaciones en Marratxí, en Cala Rajada y en Lloseta, donde incautaron un laboratorio secreto de cocaína bajo tierra. En él se encontraban nueve kilos del estupefaciente. En el resto de localizaciones también pudieron confiscar alrededor de tres kilos y medio de cocaína, 16.200 euros, 560 dólares, 200 libras esterlinas y tres coches, que presuntamente estarían en posesión ilegal. 

Para introducir la droga en la península, el cartel colombiano escondía la cocanía dentro de unos camiones que viajaban a bordo de unos barcos que realizaban rutas comerciales marítimas entre las islas y la España peninsular. Una vez descubrieron su forma de operar, la Guardia Civil pudo vincular su relación con un barco repleto de 80 kilos de la sustancia que estaba dispuesto a partir a principios de junio del puerto de Buenaventura, el más importante de Colombia, situado en su costa pacífica. 

Comentarios