Dan una paliza y matan a un hombre por llevar tirantes con la bandera de España

Dan una paliza y matan a un hombre por llevar tirantes con la bandera de España

El suceso se ha producido en pleno centro de Zaragoza y ha dejado a los vecinos conmocionados.

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 12 Diciembre 2017 12:36

Un hombre de 55 años ha sido desconectado tras permanecer en en muerte cerebral después de que un grupo de jóvenes le haya atacado por la espalda con una barra de hierro en pleno centro de Zaragoza. Su único 'delito': portar dos tirantes con la bandera de España. Su estado actual es irreversible como consecuencia de las heridas, por lo que los médicos descartan tajantemente que recupere la consciencia, tal y como señala el Heraldo de Aragón.

Victor L, natural de Tarrasa (Barcelona), era vecino de la capital aragonesa desde hacía varios años. La víctima jamás había provocado conflictos. Sin embargo, cuando paseaba el pasado viernes 8 de diciembre por la calle Antonio Agustín, un grupo de jóvenes comenzó a insultarle por vestir con el complemento de la bandera rojigualda.

Los atacantes le habían perseguido después de haber cruzado algunas palabras en un bar, que Víctor había abandonado ante las amenazas y los gritos de 'facha' que le habían proferido. Sin embargo, el grupo de jóvenes no quiso dejar de lado la afrenta y decidió perseguir a su víctima por varias calles de la capital mientras le proferían todo tipo de insultos, a los que Víctor hizo caso omiso.

Víctor fue agredido en la calle por portar dos tirantes con la bandera de España "Víctor fue agredido en la calle por portar dos tirantes con la bandera de España"

En un momento dado, la víctima se volvió para reprender la actitud de los jóvenes. Fue en ese momento, cuando le atacaron con una barra de hierro, le arrojaron contra el asfalto, y le propinaron varias patadas en la cabeza. Continuaron, incluso, cuando el hombre ya había perdido el conocimiento. Cuando se aseguraron de que habían rematado a su víctima, el grupo de agresores abandonó el lugar corriendo. Tan solo uno de ellos ha sido detenido, mientras que el resto del grupo permanece en busca y captura.

El delito, sin embargo, es especialmente grave, ya que Víctor permanece en muerte cerebral irreversible, lo que prácticamente supondría un homicidio: "Cuando yo llegué al lugar los servicios sanitarios de emergencia le estaban reanimando, pero ya no pudieron hacer nada por él", ha asegurado un amigo de la víctima a Heraldo de Aragón.

Víctor ingresó en el hospital Miguel Servet con un severo traumatismo craneoencefálico con cuatro coágulos en el cerebro. Para evitar una tragedia, los médicos decidieron inducirle un coma para descomprimir la zona. Pasadas unas horas, reconocieron que no se podía hacer más por él. Finalmente, el hombre ha sido desconectado.

Mientras tanto, los agentes de la Policía continúan con las investigaciones y cuentan con numerosos testimonios de personas que presenciaron todos los hechos. Podrían ser clave para localizar a los agresores que han dejado a Víctor sin vida.

"Cobardes, miserables, asesinos"

La víctima permanece en el hospital Miguel Servet, aunque los médicos descartan que vuelva a recuperar la conciencia "La víctima permanece en el hospital Miguel Servet, aunque los médicos descartan que vuelva a recuperar la conciencia"

Los amigos de Víctor han calificado de "cobardes, miserables y asesinos", en relación al tipo de ataque (por la espalda) y la reacción que el grupo de jóvenes mantuvo (huir del lugar de los hechos a toda velocidad).

"Hay que tener mucha maldad y muchos perjuicios ideológicos para matar a alguien por llevar una bandera de España", ha asegurado su entorno, que aún no es capaz de asimilar que Víctor no volverá.

Sus allegados lamentan lo ocurrido y han pedido responsabilidades para evitar que este tipo de situaciones tan graves no vuelvan a repetirse.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados