Las cucarachas se están volviendo invencibles y muy pronto será imposible acabar con ellas

Las cucarachas se están volviendo invencibles y muy pronto será imposible acabar con ellas

Estos insectos tienen la capacidad de adaptarse y evolucionar a los diferentes tipos de insecticidas que hay en el mercado.

Multiplican el número de habitantes humanos en cualquier ciudad del planeta. Están evolucionando, y, además, se están volviendo resistentes a los insecticidas que existen el mercado. Las cucarachas se están volviendo invencibles.

Esta es la conclusión principal de un estudio llevado a cabo por la Universidad de Purdue, en Estados Unidos. En el artículo, publicado en Nature, los científicos explican cómo estas criaturas están ganando la batalla y han conseguido hacerse resistentes a todos los insecticidas químicos que usamos para combatirlas.

El estudio fue llevado a cabo con la llamada "cucaracha alemana" (Blatella germanica), considerada "una plaga mundial que vive exclusivamente en ambientes humanos" según los investigadores.

Cómo se llevó a cabo el estudio

Para poner a prueba a las cucarachas alemanas, los investigadores trabajaron con tres colonias diferentes en varios apartamentos en Indiana e Illinois durante seis meses, analizando los niveles de resistencia a tres tipos de insecticidas diferentes. En uno de los tratamientos se utilizaron alternativamente, en ciclos de tres meses, los tres insecticidas. En otro, usaron una mezcla de los tres durante los seis meses completos. Y en un tercer escenario, solo utilizaron un solo tipo de insecticida durante todo el tiempo.

Los resultados revelaron que ninguno de los tres tipos de tratamientos consiguió reducir la población de cucarachas, ni siquiera cuando se usaron varios insecticidas a la vez, un método utilizado por los exterminadores de plagas.

Esto demostró que las cucarachas están evolucionando de forma extremadamente rápida, adaptándose y consiguiendo resistir a los tres químicos. Hasta el momento se desconoce cómo consiguen evolucionar de forma tan rápida.

No todos los insecticidas son iguales

Trabajador llevando a cabo tareas de exterminación de cucarachas "Trabajador llevando a cabo tareas de exterminación de cucarachas"

Algunos de ellos están diseñados para degradar el sistema nervioso de las cucarachas mientras que otros atacan a su coraza externa. Normalmente, el uso de estos se va alternando para evitar que las cucarachas se hagan inmunes a sus efectos.

Sin embargo, y a pesar de ello, han conseguido inmunizarse. Además, teniendo en cuenta que la vida media de una cucaracha suele ser de unos tres meses, esa resistencia puede evolucionar muy rápidamente, transmitiendo los genes resistentes a las generaciones siguientes.

Comentarios