Buscar
Usuario

Política

Cuatro presidentes de Latinoamérica apoyan a Pablo Iglesias tras la publicación de los audios de Villarejo a Ferreras

Los presidentes de Argentina, Chile, Colombia y Perú, además del líder de la izquierda francesa, muestran su solidaridad con el exlíder de Podemos.

Cuatro presidentes de Latinoamérica apoyan a Pablo Iglesias tras la publicación de los audios de Villarejo a Ferreras Cuatro presidentes de Latinoamérica apoyan a Pablo Iglesias tras la publicación de los audios de Villarejo a Ferreras

Foto: GTres

La publicación de los audios que grabó el comisario Villarejo al director de laSexta y presentador de 'Al Rojo Vivo', Antonio García Ferreras, así como al directivo de Atresmedia, Mauricio Casals, en los que se muestra que se difundían informaciones fabricadas por Eduardo Inda sobre Podemos en el programa, sobre una supuesta cuenta bancaria de Iglesias en Granadinas a la que habría transferido 272.000 dólares Nicolás Maduro, han provocado un terremoto.

Una ola de solidaridad que incluso ha trascendido nuestras fronteras y ha llevado a Pablo Iglesias a recibir apoyos fuera de nuestras país, por parte de cuatro mandatarios latinoamericanos que actualmente ostentan responsabilidades de Gobierno.

En la conversación grabada por el comisario Villarejo, se puede escuchar cómo el presentador de 'Al Rojo Vivo' le dice: "Yo voy con ello, pero esto es muy burdo". Según laSexta, esa charla se produjo después de la emisión de la noticia. Un día después de que se publicase en OKDiario, medio que dirige Eduardo Inda, en mayo de 2016, un periodista al que, por cierto, Ferreras dirige todo tipo de elogios en las grabaciones. Pablo Iglesias ha demandado hoy poder entrar en el programa del propio Ferreras para ofrecer su versión.

Cuatro mandatarios latinoamericanos muestran su apoyo

Pablo Iglesias ha recibido una ola de solidaridad en redes sociales tras demostrarse, con grabaciones, qué estaba sucediendo tras la publicación de determinadas informaciones que afectaban a su formación política e incluso a su persona.

El presidente argentino, Alberto Fernández, ha sido uno de los mandatarios que se han pronunciado sobre estos hechos: "Hoy ha quedado demostrado cómo se propalan noticias contra Pablo Iglesias para denostar a Podemos. Igual ocurre entre nosotros. Las noticias falsas difundidas por cierto periodismo para difamar, desanimar o perseguir dirigentes políticos, hieren profundamente a la democracia".

El presidente chileno, Gabriel Boric, también se ha pronunciado sobre la publicación de los audios: "Las noticias falsas le han hecho un profundo daño a la convivencia social. Aquí vemos lo que le han hecho durante años a Podemos en España, que no es muy distinto de prácticas de muchos en nuestra América Latina. ¡Cuidemos nuestras democracias!".

El presidente colombiano, Gustavo Petro, también ha mostrado su apoyo a Pablo Iglesias: "Con colaboración de miembros de la policía, un periodista decide difamar, a sabiendas que la noticia era falsa, un movimiento progresista de España. Todo se descubrió al final. Parece un 'Deja vu'".

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, también ha expresado su solidaridad con Iglesias: "Se van a enojar millones de paisanos de mi abuelo, pero es de pena ajena e indignante la campaña de los conservadores en contra de los dirigentes de Podemos. Tengamos fe, porque como decía el poeta Machado: 'En España, lo mejor es el pueblo. [...] En los trances duros, los señoritos [...] invocan la patria y la venden; el pueblo no la nombra siquiera, peor la compra con su sangre y la salva. En España, no hay modo de ser persona bien nacida sin amar al pueblo".

A todos ellos, también se ha sumado el líder de la izquierda francesa, Jean-Luc Mélenchon, que ha querido solidarizarse con Iglesias y denunciar la campaña de acoso contra el exlíder de Podemos: "Escándalo en España: el periodista de un importante programa de televisión inventaba revelaciones difamatorias sobre Podemos y Pablo Iglesias en conexión con el Ministerio del Interior".

Un escándalo que supera nuestras fronteras y que evidencia hasta qué punto las grabaciones suponen un daño reputacional a la democracia española a nivel internacional, además de un ataque injustificado a una formación política por su simple ideología.

Artículos recomendados

Comentarios