Encuentran cuatro perros pegados al suelo con alquitrán bajo el sol

Encuentran cuatro perros pegados al suelo con alquitrán bajo el sol

Alerta en Iasi, una ciudad de Rumanía, por una práctica de maltrato animal que comienza a repetirse en las últimas semanas: los perros son sumergidos en alquitrán y, después, se los deja pegados al suelo bajo el sol.

Noticias David Carro David Carro 05 Agosto 2016 12:36

Las autoridades y los animalistas de Iasi, una ciudad de Rumanía, se encuentran preocupados ante una práctica que comienza a repetirse y que supone una de las mayores muestras de crueldad que el hombre puede cometer contra los animales: bañar a perros en alquitrán caliente para después, todavía vivos, dejar que se queden inmovilizados y pegados al suelo.

Cuatro de estos animales fueron encontrados hace pocos días en las calles de esta localidad sufriendo bajo el sol. Inmediatamente fueron trasladados a una clínica veterinaria cercana, adonde llegaron en estado crítico. Los compuestos tóxicos del alquitrán, sumados a las altas temperaturas a las que se encuentra para estar en forma líquida, provocan quemaduras e irritaciones en los animales.

Es el segundo incidente de este tipo que ocurre en cuestión de semanas: dos cachorros fueron rescatados recientemente por la asociación animalista Sky, también cubiertos de alquitrán, y consiguieron salvarles la vida.

Cuatro perros pegados al suelo con alquitrán en Rumanía "Cuatro perros pegados al suelo con alquitrán en Rumanía"

El hecho de que estas crueles incidencias se repitan se entiende si tenemos en cuenta que las autoridades de Iasi declararon que no tenía intención de "perder" su tiempo en iniciar una investigación sobre los animales, según recoge Daily Mail. Catalin Pavaliu, fundador de Sky, ha mostrado su preocupación sobre la situación: "Estamos empezando a pensar que hay alguien en esta ciudad que comete estos crueles actos a propósito".

Chapa y Pote, los cachorros españoles que sufrieron el alquitrán

Por desgracia, estos actos de maltrato animal no son algo aislado de Rumanía. En España fue noticia el año pasado la historia de Chapa y Pote, dos perros cartageneros que fueron encontrados en una balsa de alquitrán solidificado, donde estuvieron durante horas hasta que un vecino logró rescatarlos, alarmado por los ladridos de los animales.

Chapa y Pote fueron los supervivientes de este terrible acto y consiguieron recuperarse, a pesar de las irritaciones que manifestaban en la piel y en los ojos. Sin embargo, un tercer cachorro tuvo que ser sacrificado porque, en el momento en que fueron encontrados, ya estaba en una situación extremadamente grave. 

Comentarios