Buscar
Usuario

Noticias

Cuatro menores acusados de violar a un compañero de 13 años con asperger

Los padres del menor denunciaron el acoso por parte de estos cuatro alumnos que no han sido expulsados del instituto.

Cuatro menores acusados de violar a un compañero de 13 años con asperger

Los Mossos d'Esquadra están investigando las presuntas agresiones de todo tipo que un niño de 13 años ha tenido que sufrir a lo largo del curso en su instituto en Vallirana, Barcelona. Los padres del menor han denunciado que este acoso culminó a finales de 2018 con múltiples agresiones sexuales por parte de cuatro de los compañeros de su hijo. 

Los alumnos del instituto Verge del Roser implicados tienen entre 14 y 15 años, y según la denuncia de los padres a la que ha tenido acceso El Caso, estos le realizaron tocamientos a la víctima, practicaron felaciones delante del menor y se está investigando si hubo intento de penetración anal. 

Los padres del menor detectaron en diciembre de 2018 que su hijo se encontraba más nervioso de lo normal y que sufría incontinencia urinaria. Cuando este contó el acoso que sufría por parte de unos alumnos de 3º de ESO, sus padres procedieron a denunciar. Unos meses despues, en febrero de 2019, el joven se vio obligado a cambiar de instituto a otro en el Baix Llobregat.

Según el testimonio de la víctima, el bullying empezó cuando sus compañeros le obligaron a "fumar porros". Luego le amenazaron y pidieron dinero, ropa e incluso videojuegos de la PlayStation si no quería recibir agresiones. Ahora sus progenitores creen que el chico pudo llegar a darles casi 300 euros por miedo a las represalias. Al parecer, algunas de las agresiones sexuales se practicaron en presencia de otros seis alumnos, en una zona apartada del patio que los jóvenes conocen como "la pradera". 

Siguen en libertad y en el instituto

El acoso al menor se produjo en "El acoso al menor se produjo en"la pradera" del instituto Verge del Roser"

El medio que ha publicado la noticia ha confirmado que el menor sufre síndrome de asperger, un derivado del autismo que, aunque le permite mantener relaciones personales con su familia y sus amigos más cercanos, le impide comunicarse con sus compañeros de clase. Pero, a pesar del trastorno, el menor siempre pudo seguir con total normalidad su curso, hasta el momento en el que comenzaron las agresiones. 

Ahora, la Oficina de Atención al Menor (OAM) de los Mossos d'Esquadra está investigando la denuncia de los padres. Los agentes ya han presentado ante el juez y a la Fiscalía de Menores a los cuatro agresores principales, que han quedado imputados y a la espera de que avance la investigación. Al margen de estos, existen otros jóvenes que también participaron en las agresiones, pero que en la investigación aparecen solo como testigos. 

El caso sigue abierto y en fase de instrucción, y por tanto también a la espera de que se celebre finalmente el juicio. Por el momento, los cuatro imputados y supuestos agresores, todos menores de edad, están en libertad y siguen estudiando en el centro, ya que por el momento no han sido expulsados. Lo que sí acordó la Fiscalía es su libertad vigilada y una orden de alejamiento con la víctima. 

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados