La época en la que fumar era 'saludable', feminista y recomendado por todos los médicos

La época en la que fumar era 'saludable', feminista y recomendado por todos los médicos

La industria tabacalera ha aprovechado durante décadas el uso de publicidad engañosa para ganar clientes.

El aumento de los precios del tabaco, el éxito de la legislación que prohíbe su consumo en determinados ámbitos y la eficacia de las campañas de concienciación; han permitido que el número de personas adictas a la nicotina descienda de manera considerable.

En pleno siglo XXI, nadie puede rebatir que las más de 3.000 sustancias cancerígenas  que contiene un simple cigarro pueden tener serias consecuencias para nuestra salud. Y, sobre todo, problemas respiratorios, con enfermedades como la EPOC que no existirían sin la existencia del tabaco.

Sin embargo, hubo una época en la que, según los médicos, el consumo de esta sustancia proporcionaba todo tipo de beneficios. La industria tabacalera contaba con gran influencia y sabía que el poder de una 'bata blanca' era fundamental para aumentar el negocio y los beneficios.

Si os cuesta creeros todo lo que os contamos por aquí, os dejamos que echéis un vistazo a todos estos anuncios. Cada una de las marcas que aún continúan copando todas las estanterías de los estancos y máquinas de los bares, dejaban atrás las actuales fotos que representan efisemas para mostrarnos un mundo idílico. Bienvenidos a la época dorada del tabaco:

"Marlboro es la mejor forma de sentir que no has fumado demasiado"

Uno de los anuncios más surrealistas que verás hoy "Uno de los anuncios más surrealistas que verás hoy"

Bienvenidos al debate moral de incluir a bebés en anuncios de tabaco, sobre todo, por los peligros que entraña el consumo de esta sustancia durante el embarazo o a través del 'humo de segunda mano' (aquel con el que impregnamos a la gente de nuestro alrededor).

Si todo esto os parecía poco, este anuncio de Marlboro de la década de 1950, incluye el siguiente lema: "necesitas sentir que nunca has fumado demasiado, este es el milagro de Marlboro". No hay nada como fumar sin cuartel. Sobre todo, para obtener los 'beneficios' que vais a comprobar a continuación.

El tabaco es la mejor arma para proteger la garganta

Lucky Strike era perfecto para proteger tu garganta en la década de 1940 "Lucky Strike era perfecto para proteger tu garganta en la década de 1940"

El tabaco provoca múltiples cánceres de garganta, boca o laringe. Las pruebas científicas que lo demuestran son irrefutables e incluso la propia industria lo ha reconocido. Ahora.

Si nos remitimos a la década de 1940, nos encontramos un anuncio de Lucky Strike en el que aparece un hombre que bien podría aparentar ser un médico sosteniendo, con una gran sonrisa en la boca, un paquete de la marca publicitada.

Junto a él, aparece un escrito que, visto desde la distancia, pone los pelos de punta: "Protegen tu garganta contra la irritación y contra la tos". Suponemos que entonces nadie se preguntaría por qué el tabaco irritaba la garganta y si esto era, quizás, dañino. Pero, sin duda, la publicidad fue muy efectiva.

La mejor forma de combatir el asma

El tabaco se vendía como la mejor arma para combatir el asma "El tabaco se vendía como la mejor arma para combatir el asma"

Hubo una época en la que acudir a la consulta del médico o a los pasillos de un hospital nos permitía contemplar a grupos de médicos fumando sin cuartel mientras atendían a sus pacientes.

Esta imagen, que ahora parece completamente surrealista, podría entenderse mejor si vemos cómo se vendían en otras épocas. Por ejemplo, en el presente anuncio, como la mejor forma de combatir el asma. Casi nada.

Este empeño de la industria para vincular al tabaco con presuntos beneficios para la salud ha sido constante. En el siguiente anuncio, por ejemplo, podrá comprobarlo.

El tabaco favorito de los médicos

A finales de la década de 1940, Camel inició una campaña publicitaria, difundida a 'bombo y platillo' en la que aparecían médicos de todas disciplinas. En toda la publicidad siempre se destacaba el 'buen sabor' de la marca y la necesidad de 'degustar un buen cigarrillo'.

Sin embargo, el mensaje principalera el siguiente: "Camel es el tabaco favorito de los médicos, lo eligen sobre cualquier otro". Un mantra repetido en múltiples ocasiones: ya saben que una mentira repetida mil veces se convierte en una realidad. Teniendo en cuenta el efecto de la 'bata blanca' y la predilección de los profesionales de la medicina por estos cigarrillos... pensad el mensaje que caló entre todos los receptores de estos mensajes.

El empoderamiento de la mujer

La industria tabacalera utilizó los incipientes movimientos feministas para atraer nuevas consumidoras "La industria tabacalera utilizó los incipientes movimientos feministas para atraer nuevas consumidoras"

La industria tabacalera era consciente de las tibias movilizaciones que comenzaban a reclamar más derechos para las mujeres, en una sociedad que aún mantenía todo tipo de dejes machistas.

Uno de esos gestos se representó en el tabaco. Por aquel entonces, encontrar a una mujer fumando o conduciendo un vehículo era sinónimo de rebeldía y empoderamiento. Incluso, como bien relatan algunas mujeres de la época, el hecho de acercarse a un hombre para pedirle fuego era considerado como una especie de 'ofrecimiento' a otro tipo de actos.

Que una mujer decidiese encender un cigarrillo sin complejos, fue uno de los síntomas del incipiente empoderamiento de las mujeres. El problema, es que muchas lo pagaron con su salud.

El tabaco adelgaza

El tabaco se vendía como la mejor forma de adelgazar "El tabaco se vendía como la mejor forma de adelgazar"

Hemos comentado ese empoderamiento incipiente de la mujer pero, como es evidente, los cambios se suceden poco a poco. Y, mientras tanto, la presión que se ejercía contra ellas e manifestaba, entre otros aspectos, en la apariencia que deberían tener su cuerpo. Al menos, de cara a la sociedad.

En este anuncio de Lucky Strike, por ejemplo, nos aseguraban que "nadie puede negar" que los cigarrillos de la citada marca son esenciales "para mantener una figura esbelta".  Muy importante, sobre todo, si tenemos en cuenta las consecuencias y cantidad de aditivos que se estaban añadiendo en secreto.

"El tabaco es divertido incluso para los más pequeños"

Las adicciones se cristalizan con mayor efectividad en los menores de edad. Y es cierto que, durante una época, muchas personas se iniciaban en este hábito con edades muy inferiores a lo deseable.

El siguiente anuncio de Camel podría pasar completamente por uno de Cola Cao o galletas para los más pequeños. Con canciones divertidas, dibujos animados y señores... poniendo caras extrañas; lo cierto es que podría provocar la risa de alguno de los más pequeños de la casa.

Y si juntamos todo esto con los muñecos fumando... ¿por qué no va a ser divertido? Esto, por cierto, fue una de las máximas para prohibir los cigarrillos de chocolate que se vendían en muchas tiendas de golosinas. Disfrutad, si podéis, de este anuncio:

Símbolo de juventud y vida sana

La publicidad del tabaco continuó siendo una realidad en España hasta el año 2006, gracias a una normativa europea que impidió su promoción a tarvés de radiodifusión o espacios públicos. Hasta entonces, las únicas restricciones destacables era no contar con la presencia de médicos o personas fumando.

Sin embargo, la industria tabacalera consiguió manipular los anuncios para transmitirnos la misma idea de antaño, pero con mayor sutilidad. Y, con la perspectiva del tiempo, prácticamente podríamos llegar a la conclusión de que este mensaje resultaba más efectivo que los anteriores, a pesar de que las evidencias sobre el daño del tabaco eran completamente irrefutables desde los años 90.

El presente anuncio, de Ducados, nos muestra a jóvenes saludables, activos, sociables y en momentos de diversión. Nadie fuma, pero las imágenes nos muestran escenas muy atractivas y que, sin duda, nos provocan sentimientos positivos.

Después, tras haber sido atraídos, nos muestran el presunto 'causante' de esa felicidad: un paquete de Ducados. Y no falta ningún detalle: por ejemplo, recorrer varios lugares destacados de nuestro país en tan solo un minuto. Un tabaco 100% español e imprescindible para ser sociables y felices. ¿Alguien da más?

El 'american way of life'

La década de los años 80 supuso el cúlmen de la influencia estadounidense en todo el mundo occidental. El conocido como 'american way of life' vendía el mantra de que todos podíamos alcanzar el éxito a pesar de nuestro origen.

Junto con la necesidad de contar con casa, pareja, hijos y coches; se sumaban otros valores: la música, la manera de vestir o las fotografías de los rascacielos propios de la Gran Manzana. Aquellas imágenes que tanto nos habían conquistado a través del cine o las series de televisión.

Una empresa que actualmente sigue liderando el mercado del tabaco, Winston, no se sintió ajena a todo ello y aprovechó el tirón para, nuevamente, vendernos que la felicidad y la salud provenía de meter humo en nuestros pulmones:

La actualidad no es una excepción

La publicidad del tabaco está prohibida en España, pero no al 100%. Las tabacaleras cuentan con derecho a ofrecer promociones y anuncios en todos los estancos y con total libertad.

A todo ello, se suma el diseño de los paquetes, que permite convertir en atractivo cualquier cigarrillo y competir con el resto de marcas. Algo que comienza a retroceder: la venta de cigarrillos de sabores ya está prohibida y una nueva directiva europea obligará a eliminar estos diseños. Aunque, para ello, deberá sobrepasar una demanda impulsada por la industria que apela a un supuesto ataque contra la propiedad intelectual.

Mientras tanto, algunas marcas están buscando resquicios. Por ejemplo, con una variedad que incluye cigarrillos con dos especies de 'botones'. Cuando pulsamos uno de ellos, por ejemplo, obtenemos sabor a menta o a vainilla. En plena era tecnológica, las marcas aprovechan estos resquicios para mantener los sabores y ofrecer un nuevo atractivo a estos productos.

La industria tabacalera continua buscando consumidores a través de otras vías e innovaciones "La industria tabacalera continua buscando consumidores a través de otras vías e innovaciones"

Por otro lado, el mantra de que el tabaco 'a granel' es más sano (este tipo de producto es aquel que cada usuario 'enrolla' por su cuenta) es una auténtica mentira. Ambos son igual de dañinos e incluso, el de liar presenta problemas, como la mala colocación del filtro. Sin embargo, las marcas aprovechan estas ideas para ampliar sus nichos de negocio y conseguir importantes sumas de dinero: no hay mejor cliente que aquel que depende de ti.

Alemania aún permite este tipo de publicidad

A pesar de las directivas europeas, hay un país que ha decidido saltarse la norma con total decisión: Alemania. Ante las presiones, se ha visto obliga a eliminar cualquier rastro de estos anuncios en el próximo año 2020. Es decir, 14 años después de que lo hiciera nuestro país.

Algunos argumentan que todo deriva de las estrategias de los fabricantes de cigarrillos mantenidas desde el final de la II Guerra Mundial. En concreto, contratar a científicos o patrocinar estudios para obtener resultados que negaran los efectos dañinos de esta droga.

Todo va en la línea de lo señalado por un representante de Reemtsma, una de las filiales de Imperial Tobacco Group y tercera marca del país germano: "No existe evidencia clara de que el tabaquismo pasivo cause problemas de salud serios. Los riesgos están a la par con los que provoca el cerebro al utilizar los teléfonos móviles. Ninguno es significativo". Casi nada.

Comentarios