Buscar
Usuario

Política

La cruel y caótica estrategia de Reino Unido contra el coronavirus: el plan de Boris Johnson

En pocos días, Boris Johnson ha cambiado varias veces de estrategia frente al Covid-19, mientras el número de contagios y fallecidos sigue aumentando.

La cruel y caótica estrategia de Reino Unido contra el coronavirus: el plan de Boris Johnson

Se ha desatado la polémica en Reino Unido por la política que su primer ministro Boris Johnson había planteado para luchar contra el coronavirus: No hacer nada. Después de semanas sin pronunciarse al respecto, Johnson presentó un proyecto cuya medida estrella era la de confinar durante cuatro meses a los mayores de 70 años tuviesen o no síntomas, mientras que para el resto de la población no habría ningún tipo de limitación.

Es decir, todo seguiría igual. Bares, teatros, museos, centros de trabajo... todo seguiría exactamente como hasta ahora con el objetivo de mantener el tejido económico, ya que podrían ser contraproducentes a largo plazo. Pero aún más despiadado fue el su segundo argumento.

Y es que Johnson, basándose en las opiniones de su comité científico -formado por los doctores Chris Witty, director médico del Gobierno, y Patrick Vallance, asesor científico jefe-, pretende aplanar la curva pero no elimininarla por completo, tal y como explicó el propio Vallance.

Asimismo, el primer ministro reconoció ante los periodistas que el Covid-19 provocará miles de muertos y que muchos británicos perderán a sus seres queridos "antes de tiempo". Aún así mantuvo que su estrategia se centra en que la mayoría de la población se contagie y desarrolle inmunidad frente al virus con el fin de evitar así el colapso del sistema sanitario.

Este fin de semana se filtró un documento elaborado por la Public Health England, la entidad del Gobierno que controla el Servicio Nacional de Salud, en el que predicen que alrededor del 80% de los residentes del Reino Unido se infectará por una epidemia que preveen que dure al menos hasta la primavera de 2021. Además, algunas de sus estimaciones son que podrían alcanzar los 7,9 millones hospitalizados y, al menos 318.000 muertes (en el mejor de los supuestos, si no calculan podría superar los 500.000 fallecidos).

Cambio de planes

Pese al coronavirus, Reino Unido ha llevado una vida normal "Pese al coronavirus, Reino Unido ha llevado una vida normal"

Pero en la mañana del martes 17 de marzo se conocieron las nuevas cifras de infectados y fallecidos en el Reino Unido: 1.543 personas han dado positivo mientras que la cifra de fallecidos, que el viernes 13 era de 10, había ascendido a 53. Por ello, Johnson ha comenzado a ceder ante la presión y, a pesar de seguir todo en total normalidad, el Gobierno británico ha recomendado el teletrabajo y ha pedido que se eviten los viajes, las visitas a los pubs, las reuniones y el contacto que no sea esencial con otras personas.

Aunque esto es solo una cesión relativa ya que el gobierno no piensa obligar el cumplimiento de estas medidas, sino que son más bien una recomendación. De hecho, ni la cuarentena "obligatoria" de 12 semanas para los mayores de 70 años, las mujeres embarazadas y aquellas personas con problemas en el sistema inmunológico es realmente obligatoria. Al respecto Johnson declaró: "Quiere decir que no se debe salir a la calle, ni siquiera para comprar alimentos o productos básicos" y añadió: "Solo si es necesario, pidan ayuda a otros para esas necesidades. Y si aun así deben salir, eviten todo contacto social".

Siguiendo esta línea de 'no-imposición' al ser preguntado por un periodista por posibles sanciones a quienes incumplan estas recomendaciones el premier respondió: "Este Gobierno tiene enormes poderes, los que le otorga la Ley de Control Público de Enfermedades de 1984, con los que el ministro de Sanidad puede hasta prohibir un apretón de manos. Pero somos una democracia madura y liberal en la que la gente entiende el consejo que se le está dando".

Artículos recomendados

Comentarios