Buscar
Usuario

Noticias

Año y medio de prisión y multa de 15.000 euros para Raúl, el autor del 'Tour de la Manada'

El acusado ha sido condenado por un delito contra la integridad moral de la víctima, aunque se descarta otro delito de odio.

Año y medio de prisión y multa de 15.000 euros para Raúl, el autor del 'Tour de la Manada'

Anónimo García, autor del tour de 'La Manada', ha sido condenado a un año y medio de prisión. Su historia comenzó tras abrir una web que describía el falso 'Tour de la Manada', un presunto recorrido por todos aquellos lugares de Pamplona que los autores del conocido delito sexual grupal visitaron aquella noche, durante los Sanfermines del año 2016.

Pero todo era mentira, ya que dicho tour no existía y era un simple reclamo que se anunciaba en una página web. En ello se ha escudado para conseguir escapar de la pena: finalmente, la Justicia ha señalado cómo la víctima se ha visto obligada a recibir nuevamente medicación al revivir aquella faítidica noche de los Sanfermines. En ello y en la espectacularización de su sufrimiento, ha apreciado un delito contra su integridad moral.

Durante su declaración, Raúl (como se llama en la vida real) dice que quiso llevar a cabo un experimento para sacarle los colores a los medios de comunicación y cómo estos "se lanzan como hienas a cualquier cadáver al que le puedan chupar la sangre aún caliente".

Quería retratar su acción, pero el magistrado ha considerado que esta "banalización", como él mismo describió en su comparecencia, es constitutiva de delito, pues solo hizo que aumentar el estrés postraumático de la víctima. Su decisión es firme y además de la cárcel, también tendrá que hacer frente a una indemnización de 15.000 euros, cantidad que tendrá que abonar a la joven violada en los hechos que él retrataba por los daños morales causados tras la publicación y difusión de este sitio web. 

La sentencia del titular del juzgado que ha decidido enviar a prisión a Anónimo afirma que la víctima de 'La Manada' volvió a medicarse cuando dio cuenta del citado Tour, pues solo hizo que reavivar su trastorno. 

No es la primera vez que Anónimo García intenta poner en evidencia a los medios de comunicación usando la provocación, después de asistir a eventos polémicos de forma premeditada "No es la primera vez que Anónimo García intenta poner en evidencia a los medios de comunicación usando la provocación, después de asistir a eventos polémicos de forma premeditada"

Un "experimento social" sin beneficio alguno

Ninguna de las acciones de este vecino madrileño en su activismo son lo que parecen. Tampoco las que ha llevado a cabo anteriormente con su colectivo Homo Velamine, con el que trata de retratar a políticos y periodistas cometiendo "actos ultrarracionales", usando la provocación, la irreverencia y la ironía como principales armas. Incluso se ha llegado a disfrazar de cura para reivindicar los peticiones de la Iglesia ante Unidas Podemos y también ha acudido con una bandera española a la manifestación por la independencia de Cataluña. Todo para ver la respuesta de la prensa ante sus actos.  

En este caso sus intenciones volvían a ser buenas, pues nunca quiso lucrarse, ni tampoco hacer negocio a costa del dolor y sufrimiento de uno de los casos más mediáticos de la España reciente. Simplemente quería dibujar el espectro comunicativo más realista de la prensa española con ironía y haciendo evidente su indignación ante lo que se decide publicar y lo que no. 

Muchos medios de comunicación cayeron en su trampa. Radios, televisiones y periódicos se hizieron eco de la noticia de este falso recorrido de La Manada y de todos los detalles que el procesado se había inventado, como una calcomanía con el tatuaje de El Prenda que supuesta se vendía en el tour. Un tour que se describía como gratuito y, aún así, los medios quisieron dar como lucrativo. Todo era mentira. Sin embargo, nadie lo comprobó. 

Nunca pensó en las consecuencias que tendría y tampoco que la situación fuera a desbordarse tanto ni que fuera a tener que enfrentarse al "buromundo cañí", pero cuando lo desmintió y actualizó la misma web con el engaño, él mismo ya sabía que ninguna publicación difundiría el dato y dejarían al pueblo engañado. Para su sorpresa, alguien ya lo había denunciado.

Una historia que ha acabado de forma amarga, después de que finalmente el juez haya decidido que el anuncio ha hecho mella de forma vejatoria en la situación de la víctima tras lo mediáticos que fueron los hechos de aquella noche de julio de 2016. Sin embargo, Raúl cuenta con su derecho a recurrir el auto del juez que lo ha condenado y podrá hacer uso de él.

Artículos recomendados

Comentarios