El coste económico de la discriminación LGTBI: 100.000 millones de dólares anuales

El coste económico de la discriminación LGTBI: 100.000 millones de dólares anuales

Los países que más riqueza pierden a causa de la discriminación son, precisamente, los que más la necesitan.

Vida Adrián Parrondo Adrián Parrondo 21 Febrero 2017 17:41

100.000 dólares anuales. Es la riqueza que el mundo ha estado perdiendo año tras año a causa de la discriminación contra el colectivo LGTBI, tal y como ha publicado un estudio realizado por ONUSIDA en colaboración con el economista y experto en temas sanitariosa, Erik Lamontgne.

Los argumentos económicos pueden servir para que estos gobiernos se abran más al colectivo LGTBI

Según recoge Humanosphere, la investigación se ha centrado en la riqueza que, año tras año, no pueden generar todas aquellas personas que se ven excluidas de la sociedad por la discriminación que sufren en sus países de origen. Además, la imposibilidad de acceder en muchas ocasiones a datos contrastados, ha provocado que estas cifras sean conservadoras, por lo que los números aún podrían ir en aumento.

Quienes más pierden en este sentido son los países que mantienen una discriminación más fuerte contra estos colectivos. Entre otros países, esto afectaría especialmente a los del Norte de África y Oriente Próximo.

Los países que más riqueza pierden son los más pobres

Mapa de la discriminación LGTBI y su incidencia en la economía. En rojo, los más afectados, en amarillo la escala media y en verde, los más tolerantes "Mapa de la discriminación LGTBI y su incidencia en la economía. En rojo, los más afectados, en amarillo la escala media y en verde, los más tolerantes"

El estudio ha verificado que los países que más riqueza pierden son los que, precisamente, más la necesitan. Entre ellos se encuentran Guinea-Conakry, que es el noveno país más empobrecido del mundo o Afganistán, donde el 40% de la población está en una situación de pobreza extrema y cuenta una tasa de analfabetismo del 77%. Y, mientras tanto 1.500 millones de personas viven en situación de pobreza en todo el planeta. ¿Cuántas de ellas podrían eludir esta situación gracias al talento que se está desperdiciando?

"El coste de la homofobia es más fuerte en los entornos homofóbicos; cuanto más se intenta controlar la orientación sexual de las personas, mayor coste económico sufre un país", asegura Lamontagne.

Europa y América del Norte tampoco salen bien parados

Los países islámicos son los que cuentan con mayor discriminación LGTBI "Los países islámicos son los que cuentan con mayor discriminación LGTBI"

A pesar de que la mayoría de países europeos aparecen en el top de países tolerantes, la situación dista de ser idónea. Según asegura este estudio, las desigualdades en el acceso a un empleo cuestan en el viejo continente alrededor de 50 millones de dólares en el PIB. Todo ello, además, provoca la paradoja de que en 2014 hasta 2,2 millones de adultos estadounidenses LGTBI se hayan visto con dificultades para, por ejemplo, poder contar con un simple plato de comida en su casa. Y ello, derivado por su simple condición.

Si sumamos homofobia con machismo, el resultado es aún más catastrófico: en el país nortemericano, las mujeres LGTBI tienen hasta un 30% menos de posibilidades de encontrar un tabajo que el resto. A ello, se suma que hasta 28 estados aún mantienen algún tipo de ley que discrimina directamente al colectivo en el entorno de trabajo.

Las consecuencias de la homofobia

Entre otras cosas, el estudio de Lamontagne muestra que las prácticas discriminatorias de contratación, la desigualdad de remuneración, el menor nivel educativo y el contar con esperanzas de vida más corta, impiden que las personas LGTBI cuenten con menores ingresos potenciales; lo que supone menos dinero para el PIB global del país y menos impuestos para sus Gobiernos.

La diferencia de esperanza de vida entre los estados norteamericanos más homófobos y los menos, varía en hasta 11 años

Sin embargo, lo realmente alarmante es que todo esto provoca que la esperanza de vida de estas personas se reduzca, como consecuencia del aumento en las tasas de suicidio o ser víctimas de delitos de odio. Algo que, se ha demostrado, puede revertirse con una legislación más igualitaria. Una salida bastante más sencilla y que puede evitar muchos males.

Un simple dato lo atestigua: la diferencia de esperanza de vida entre los estados norteamericanos más homófobos y los menos, varía en hasta 11 años. Según recuerda el activista Peter Tachell, este tipo de estudios junto a la presión política puede ayudar a que estos países implanten poco a poco mayores medidas a favor del colectivo, tal y como ha asegurado.

Tachell considera que "los argumentos económicos pueden servir para que estos gobiernos se abran más al colectivo LGTBI", algo en lo que se ha mostrado de acuerdo Lamontagne.

Los países con mayor discriminación

Un activista LGTBI es detenido por la policía rusa durante una manifestación "Un activista LGTBI es detenido por la policía rusa durante una manifestación"

Por el momento, mantener una relación con una persona del mismo sexo se castiga con pena de muerte en siete países: Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Mauritania, Somalia, Sudán del Sur, Yemen e Irán. En este último país, muchas personas se ven obligadas a cambiar su sexo físico, puesto que la transexualidad está permitida y tolerada por la sociedad. Sin embargo, el sufrimiento que ello provoca es mayúsculo.

En el resto de países en los que no se tolera, aunque no acarrea pena de muerte, sí hay pena de prisión. Sin ir lejos de España, nuestro vecino Marruecos castiga con penas de prisión de entre tres meses y seis años -junto con multas de 12 a 120 euros, en un país en el que muchas familias viven con menos de un euro al día- a cualquier persona que cometa "actos licenciosos o contra natura con un individuo del mismo sexo". Lo mismo sucede en Bielorrusia, considerada como "la última dictadura de Europa", donde en 2013 se planetó reintroducir el "delito de sodomía".

Mientras tanto, el ránking de países homofóbicos está liderado por Arabia Saudí, Comoros, Qatar y Gambia; mientras que el de países más igualitarios está encabezado por Suecia, Holanda, Dinamarca, Noruega y España.

Comentarios