Buscar
Usuario

Política

Se confirma que las mascarillas repartidas por Ayuso en Madrid son de baja calidad

La presidenta de la Comunidad de Madrid presumió de gestión repartiendo mascarillas que ofrecen escasa protección.

Se confirma que las mascarillas repartidas por Ayuso en Madrid son de baja calidad

Lo anunció a bombo y platillo, poniéndose a sí misma como ejemplo de buena gestión en mitad de la crisis sanitaria del coronavirus. Presumió de querer proteger a sus ciudadanos distribuyendo mascarillas a todos los ciudadanos en las farmacias. "Son las mejores porque protegen en exceso", aseguró. Las describió como elementos recomendados para quienes están "en la línea de fuego, como son los sanitarios", razón por las que las había elegido para la población general: "Yo quiero lo mejor para los ciudadanos y quiero que tengan una, que las prueben". 

Poco le ha durado a Isabel Díaz Ayuso sus buenas intenciones con el pueblo madrileño. Las mascarillas distribuidas son tan buenas, tan buenas que ni son KN95 ni protegen lo suficiente ni tienen la certificación internacional ni el etiquetado correcto. Además, no han sido analizadas por ningún organismo oficial, estatal o autonómico, antes de repartirse a los ciudadanos.

Así lo ha determinado un análisis del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, según ha publicado El Diario, que certifica que estas mascarillas de origen chino no tienen calidad para ser consideradas FFP2 porque su capacidad de filtrado es insuficiente. Según se detalla, el nivel de proteción frente al coronavirus es una lotería pues todas las unidades analizadas dieron resultados diferentes. Sí se cncluye que, desde luego, no son recomendables para uso de sanitarios como así se había afirmado.

El resultado de las pruebas destaca que en algunas de las muestras del fabricante chino Wenzhou Haoshuo Home Textile Co. el filtrado es tan deficiente que deja pasar casi un 40% de las gotas más pequeñas o aerosoles. En una mascarilla FFP2, la penetración máxima debería ser del 6%. Pero es que ni si quiera llegan a los estándares de las que FFP1, que ofrecen un nivel de protección más bajo pues deben tener un nivel de penetración de aerosoles menor al 20%.

Los resultados del análisis chocan de lleno con las palabras de la presidenta de la Comunidad de Madrid cuando anunció su reparto: "Si esas mascarillas son buenas para el profesional sanitario son también buenas para los pacientes oncológicos, para las personas que puedan tener patologías previas y no lo sepan y para personas que están saliendo por primera vez en esta fase". "Si lo que me pueden achacar es que es de gran calidad la mascarilla, que ojalá todas las críticas sean esas", presumió.

Permisos falsificados

Mascarillas repartidas por la Comunidad de Madrid "Mascarillas repartidas por la Comunidad de Madrid"

Entregadas a los usuarios en un sobre plástico con la bandera madrileña y el sello CE de conformidad con las normas de la Unión Europea, la Asociación de Empresas de Equipos de Protección Individual (ASEPAL) detectó una veintena de fallos en el cumplimiento con la normativa en la información que el fabricante aporta en la etiqueta de las mascarillas.

El mismo día que comenzaron a repartirse las mascarillas, Wenzhou Haoshuo Home Textile Co borró su página oficial de venta en la plataforma Alibaba sin dejar rastro. Aparentemente la compañía había utilizado certificados falsos de la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense y del sello CE, distintivo que garantiza que el producto cumple con los requisitos exigidos por la UE y que es obligatorio para todos aquellos productos fabricados en cualquier lugar del mundo que vayan a comercializarse en ella.

En el informe técnico de ASEPAL se expone que el marcado CE no va acompañado de los cuatro dígitos de identificación del organismo que ha realizado el procedimiento, por lo que la Asociación de Empresas de EPIS concluye que las mascarillas que están repartiendo la Comunidad de Madrid "no se ajustan a las condiciones de comercialización establecidas por el Reglamento (UE) 2016/425 en lo relativo a los marcados e información que debe suministrarse junto con el equipo".

De acuerdo con la información oficial, la Comunidad de Madrid ha adquirido 14 millones de mascarillas KN95 por valor de 32 millones de euros. Es decir, solo para ponerse la medallita, ha pagado al proveedor por cada una de ellas 2,28 euros, cuando el precio de venta al público de las mascarillas higiénicas o quirúrgicas que están recomendadas para la población general se ha establecido en 96 céntimos.

Artículos recomendados

Comentarios