Tres meses de prisión para la mujer que insultó a los asistentes del Orgullo de Londres

Tres meses de prisión para la mujer que insultó a los asistentes del Orgullo de Londres

Vestía un burka y arremetió contra al menos nueve personas con las que se cruzó por las calles del distrito de Waltham Forest (Londres).

Un delito de odio ha sido la causa de su condena. No creemos que se le vuelva a ocurrir. Al menos, después de hacer frente a la sentencia del juez. A Jamila Choudhury no se le cayeron los anillos tras insultar a pie de calle a muchos de los asistentes a una marcha LGTBI en el distrito londinense de Waltham Forest (Reino Unido). Ahora tendrá que permanecer tres meses en prisión.

Ante las atentas miradas de los transeúntes que paseaban por la zona y sin importarle en absoluto que uno de ellos le estuviera grabando con su smartphone, esta mujer de 38 años, residente en Walthamstow y cubierta con un niqab, al más puro estilo burka, lanzaba todo tipo de improperios y se avergonzaba de las personas que asistieron y desfilaron durante este evento que tuvo lugar el 27 de julio de 2019

Se tomó la libertad de abusar verbalmente contra todo aquel que se le cruzaba durante aquel día. Soltó por su boca frases del tipo, "Dios creó a Adán y Eva, no a Adán y Steve" o "Vergüenza de ustedes, de todos ustedes. Qué vergüenza, gente despreciable". Tras lo ocurrido, dos días más tarde fue detenida por las autoridades y fue llevada a una comisaría del norte de Londres. 

Tendrá que rehabilitarse con un curso para controlar su rabia

El caso siguió los trámites habituales y, en septiembre, el Tribunal de Magistrados de Thames la acusó formalmente de un delito de odio. De hecho tuvo que comparecer ante el juez el pasado 3 de octubre e imaginamos que no salió muy contenta de la vista. Sin embargo, el juez no le ha dado la razón: finalmente ha sido condenada.

Además de los tres meses que estará en prisión, ha quedado suspendida durante 12 meses y tendrá que indemnizar con 100 libras a cada una de las 9 personas que se sintieron ofendidas por su actitud a pie de calle. Además, tendrá que asistir a un curso de rehabilitación durante 40 días para aprender a controlar su ira.

La policía del distrito de la capital británica donde ocurrieron los hechos publicó en Twitter las declaraciones de una persona que estuvo presente en el momento en el que la mujer arremetió a diestro y siniestro. "Los horribles comentarios homófobos que esta mujer realizó sorprendieron y alarmaron tanto a los que participaban en la marcha como a los que se enteraban de lo ocurrido a través de redes sociales, después de que las imágenes empezaran a circular por internet". 

Seb Florent, inspector jefe de policía, quiso dar las gracias con un comunicado en el que la autoridad condenó las acciones de Choudhury y dio las gracias a "aquellos que se presentaron y dieron la información necesaria". "Este caso ilustra nuestra determinación a la hora actuar contra este tipo de eventos y repartir justicia contra aquellos que piensen que el delito de odio, en cualquiera de sus formas, es aceptable", sentenciaba. 

Comentarios