Condenada la mujer que hizo creer a su compañera sexual que era un hombre

Condenada la mujer que hizo creer a su compañera sexual que era un hombre

Una mujer es condenada a ocho años de prisión tras fingir ser un hombre en repetidas ocasiones para mantener relaciones sexuales con otra chica.

Noticias 17 Noviembre 2015 12:28

Nunca fue más cierto el sabio refrán de que las apariencias engañan. Gayle Newland, una directora de marketing inglesa de 25 años, estuvo fingiendo ser un hombre llamado Kye Fortune durante dos años para mantener relaciones sexuales con una amiga suya, a quien le pedía que se cubriese los ojos mientras practicaban sexo.

Gayle conoció a su amiga en 2011 y, desde el primer momento en que hablaron por teléfono, modificó su voz para parecer un hombre. De hecho, tenía un Facebook falso creado para Kye, su alter ego. Cuando quedaron por fin en 2013, había disfrazado su aspecto físico y rápidamente le pidió a su amiga que se pusiese un antifaz, ya que se sentía "inseguro tras haber pasado por una cirugía cerebral". Las dos jóvenes estuvieron juntas más de cien horas, durante las cuales la víctima llevó el antifaz en situaciones tan absurdas como tomar el sol o ver la televisión.

Gayle tras ser condenada (Foto: Andrew Price) "Gayle tras ser condenada (Foto: Andrew Price)"

Además de llevar gorros y bañadores de chico, Gayle solía oprimir sus pechos con unas vendas para disimular su anatomía. Tras acostarse más de diez veces, el engaño fue descubierto cuando la chica engañada se quitó el antifaz en medio del coito y vio cómo Gayle llevaba puesto un arnés con un pene artificial.

Problemas de aceptación de su orientación sexual

La víctima denunció a la farsante y la corte de Chester la ha condenado ahora a ocho años de cárcel. De nada ha servido su defensa, basada en que ambas chicas conocían la verdad y que todo se trataba de un juego de roles consentido por las dos y establecido para no hacer frente a su verdadera orientación sexual. Dicha mentira se pone en evidencia por la gran cantidad de e-mails que envió a la víctima disculpándose.

Arnés similar al que habría utilizado Gayle "Arnés similar al que habría utilizado Gayle"

Gayle tuvo que ser sacada a la fuerza del juzgado por dos oficiales mientras gritaba y lloraba, resistiéndose a aceptar la sentencia. El juez ha querido destacar los profundos daños psicológicos que esto ocasiona en la víctima, que podría quedar traumatizada por el abuso de la confianza sufrido. Del mismo modo, señala problemas mentales en Gayle, como ansiedad, desorden de personalidad, depresión y síndrome obsesivo compulsivo, agravados por la no aceptación de su orientación sexual.

La joven había creado el perfil falso de Kye Fortune en Facebook cuando tenía 13 años, ante la dificultad para conocer a otras chicas. Lo describía como "mitad filipino, mitad latino" y utilizaba imágenes de un estadounidense de MySpace.

Comentarios