Madrid tendrá el clima de Marrakech en 2050 y Londres, el de Barcelona

Madrid tendrá el clima de Marrakech en 2050 y Londres, el de Barcelona

Un 22% del planeta vivirá en 2050 bajo una serie de condiciones climáticas actualmente inexistentes en su conjunto.

Un paseo por el barrio del Soho de Londres disfrutando de palmeras y una visita al parque del Retiro de Madrid para disfrutar de un paseo por un palmeral y contemplar algún que otro cactus. Este es el panorama que nos espera de cara al próximo año 2050 como consecuencia del calentamiento global que experimenta el planeta.

Estos dos casos no son meras anécdotas. Un 77% de las principales ciudades del mundo habrán experimentado casos similares de cara a la fecha señalada, con unos climas mucho más similares a los que tienen otras urbes mucho más cercanas a los trópicos. Que nadie se sorprenda si terminamos cultivando dátiles a la interperie en pleno Moscú: parece cuestión de tiempo.

Las conclusiones parten de un informe publicado por la revista estadounidense Plos One y en el que ha participado un grupo de científicos de la Escuela Politécnica Federal (ETH) de Zúrich.

Durante su elaboración, realizaron un modelo con 19 variables de temperaturas y precipitaciones que usaron en las 520 principales del mundo para obtener sus hallazgos. Y, con ello, concluyeron que ese 77% de ciudades tendrá climatologías similares a las de otras urbes situadas a nada menos que 1.000 kilómetros en dirección hacia los trópicos.

Madrid será Marrakech y un 22% del mundo tendrá climas hoy inexistentes

Londres podría tener el clima de Barcelona en 2050 como consecuencia del calentamiento global "Londres podría tener el clima de Barcelona en 2050 como consecuencia del calentamiento global"

El estudio apunta, por tanto, varios ejemplos: que Madrid tendrá el clima de Marrakech en 2050, que Londres tendrá el de Barcelona, Estocolmo vivirá el de Budapest; Buenos Aires será como Sídney; así como Moscú vivirá con los patrones metereológicos de Sofía.

Peor situación sufrirá un 22% del mundo que, como consecuencia de su situación geográfica, se verá abocada a experimentar una serie de patrones metereológicos nunca antes vistos y muy perjudiciales, siempre según este estudio.

Los únicos que se mantendrán como hasta la fecha, serán aquellas ciudades situadas en el área tropical, el 23%. En sus casos, las temperaturas se mantendrán de manera prácticamente similar, aunque se espera aumentos en los períodos de lluvias y sequías.

Los expertos que han realizado este esfuerzo esperan que pueda "ayudar a los responsables de la gestión de tierras y a los constructores a visualizar el futuro del clima de sus respectivas ciudades, facilitando los esfuerzos para establecer estrategias dirigidas a la reacción climática".

Comentarios