La Comisión Europea eliminará el cambio de hora en invierno

La Comisión Europea eliminará el cambio de hora en invierno

Juncker propondrá el cambio de hora y será ratificado por la Eurocámara y por el Consejo Europeo.

"La gente quiere que se haga, así que lo haremos". Con esas palabras, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha confirmado que propondrá la eliminación del cambio de hora en invierno. La decisión, que ahora deberá ser ratificada por la Eurocámara y el Consejo Europeo, llega tras una votación no vinculante que contó con cinco millones de apoyos y un 80% de votos a favor.

La consulta públicase realizó el pasado 5 de julio y buscó sondear la opinión de ciudadanos, empresas y asociaciones respecto a esata medida. Durante los 43 días en los que se permitió el derecho a voto, un total de 4,6 millones de personas completaron los formularios. Además de votar, tuvieron que exponer los argumentos por los que defendían esta medida por escrito.

Por tanto, con la medida se elimina la normativa comunitaria que obliga a los Veintiocho a adelantar una hora los relojes en marzo y retrasala en octubre. Se trata de una medida con la que se intenta aprovechar la luz diurna y ahorrar energía, aunque también ha generado muchos problemas en algunas personas con dificultades para adaptarse a nuevos horarios.

Los países que han mostrado su apoyo a esta medida con mayor determinación son Finlandia y Lituania. Además, dos de cada tres votantes son alemanes, lo que genera cierta controversia por los problemas de representación de los ciudadanos europeos. Esta postura, sin embargo, llegó a debate después de que la Eurocámara instara a la Comisión a estudiar la eliminación del cambio de horario.

¿Y el horario de España?

Falta comprobar qué sucederá en nuestro país, ya que nos encontramos en huso que no se corresponde con la hora de nuestros relojes. Desde la victoria de Franco en la Guerra Civil, los relojes se sincronizaron con Berlín, a pesar de que deberíamos contar con la misma hora de Inglaterra, es decir, una hora menos.

El principal problema que se plantea es de carácter cultural. Los españoles contamos con rutinas diferentes a nuestros vecinos, como las horas de comida, patrones de sueño e, incluso, horarios en televisión.

En nuestro país contamos con organizaciones que apoyan estos cambios, como la Asociación para la Racionalización de Horarios. Sus propuestas han alcanzado cierta influencia: por ejemplo, el Gobierno de Mariano Rajoy ya planteó la aprobación de este cambio, aunque finalmente no se llevó a cabo.

2 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados