Buscar
Usuario

Noticias

Se come un murciélago vivo ante la cámara para protestar contra las farmacéuticas

Petr Davydtchenko se fotografía mientras come un murciélago vivo aleteando "para denunciar a las farmacéuticas".

Se come un murciélago vivo ante la cámara para protestar contra las farmacéuticas

Petr Davydtchenko es un artista extremo, aunque algunos de sus trabajos superan muchos límites hasta el punto de convertirse en objeto de críticas. Durante tres años decidió fotografiarse viajando en bicicleta y alimentándose únicamente de los animales que encontraba: desde que lo cazaba hasta cuando lo despellejaba.

"Decidí salirme del sistema establecido y no participar directamente del capitalismo. Viví dos años sin gastar un euro. Solo comí animales que me encontraba muertos por la carretera. Ha sido una aventura muy sabrosa", afirmó en una entrevista reciente.

La obra se expondrá en Italia "La obra se expondrá en Italia"

Ahora, con motivo de la pandemia del coronavirus, Davydtchenko ha tirado de su estilo personal para apelar al supuesto origen del nuevo coronavirus: un murciélago del mercado de animales de Wuhan.

En este caso, el animal está vivo y Davydtchenko aparece comiéndolo en todo el proceso de masticación. El trabajo incluye una pieza audiovisual donde se aprecia un tatuaje sobre su cabeza, el logotipo de la farmacéutica Pfizer.

Esta obra formará parte de la exposición 'Perftoran', que se celebrará desde el 5 de julio hasta el 30 de agosto y que se inaugurará en el Palazzo Lucarini Contemporany, de la ciudad italiana de Trevi, Umbría.

"Destruir el poder de Big Pharma"

Preguntado sobre el motivo por el que ha decidido comerse un murciélago vivo y fotografiarlo, algo que puede ser calificado -como poco- como crueldad animal, Davydtchenko responde: "Me como un murciélago vivo para destruir el poder de Big Pharma".

Según el comunicado de prensa, el trabjo se realizó como protesta al papel de las farmacéuticas, que "se negaron a participar en una propuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que garantizaría que cualquier medicamento esté libre de patentes y se distribuya equitativamente a aquellos en necesidad".

Y añade cómo considera que esta pandemia va a cambiar el mundo desde la perspectiva geopolítica y de las relaciones de poder: la vacuna se ha convertido en "un instrumento de poder en un campo geopolítico entre China, América y Europa. Quién posea el primero la vacuna será el primero que domine el mundo".

Artículos recomendados

Comentarios