Cocina unas galletas con las cenizas de su abuela y las comparte con sus compañeros

Cocina unas galletas con las cenizas de su abuela y las comparte con sus compañeros

Una estudiante fabricó unas galletas con las cenizas de su abuela y las repartió entre sus compañeros para que las probaran.

Noticias Julio Plaza Torres Julio Plaza Torres 07 Noviembre 2018 17:20

Una estudiante de la Da Vinci Charter Academy, un instituto concertado de Davis, California, preparó una tanda de galletas en las que puso las cenizas de su abuela. Junto a harina, azúcar, mantequilla y huevos, la joven añadió este sorprendente ingrediente y cocinó unos dulces con la ayuda de uno de sus compañeros.

La historia ha visto la luz gracias a un alumno que contó la experiencia traumática. "A estas alturas la chica va diciéndole a todo el mundo que trajo galletas con cenizas humanas en ellas", afirma el joven, por lo que parece que ahora la chica se jacta de su receta. Según cuenta, las autoridades escolares le hicieron firmar un acuerdo de confidencialidad para que no contara a nadie si había comido una galleta.

Instituto Da Vinci Charter Academy, en California "Instituto Da Vinci Charter Academy, en California"

Se cree que nueve estudiantes probaron las galletas con las cenizas de la abuela y, aunque "nadie se ha puesto enfermo ni ha salido perjudicado, ni física ni psicológicamente", no se sabe si invitar a tus compañeros a comer galletas con restos humanos supone un delito o no.

El instituto se centra en proteger "la seguridad física y socio-emocional de los estudiantes": "Si se encuentran indicios criminales, procederemos a aplicar las medidas disciplinaria apropiadas para reparar los daños infligidos en la comunidad".

Las cenizas humanas, ingrediente común para otras mezclas

No es la primera vez que se utilizan las cenizas de los difuntos para crear otros productos, y es que cada vez es más popular la creación de 'diamantes humanos' en países como Rusia, Ucrania, Estados Unidos y España. La empresa Algordanza Ibérica comenzó en 2004 a fabricar estas joyas, con más aceptación cada día, pues les llegan entre 40 y 50 urnas fúnebres al mes.

Los laboratorios que la compañía tiene en Suiza reciben los elementos y se encargan de fabricar diamantes desde 0,3 hasta 3 quilates, y crean joyas cuyo color varía entre azul claro o blanco con destellos azules, dependiendo de la cantidad de boro de cuerpo del fallecido.

No con el mismo fin, las cenizas también son mezcladas con otros ingredientes. La funeraria Sunset Mesa, en la ciudad de Montrose, Estados Unidos, tiene varias denuncias sobre cenizas mezcladas con polvo de cemento y otros ingredientes. Metales, productos de limpieza, dientes (cuando el fallecido no tenía) o huesos de otras personas eran otros de los elementos que se encontraron entre las cenizas cuando se realizaron diferentes estudios.

Comentarios