Buscar
Usuario

Vida

Claves para actuar con compañeros que no saben trabajar en equipo

En ocasiones te encuentras con compañeros de trabajo que no saben hacer equipo, no se comunican ni colaboran.

Claves para actuar con compañeros que no saben trabajar en equipo Claves para actuar con compañeros que no saben trabajar en equipo

Foto: Envato Elements

Trabajar con un compañero que para nada tiene una actitud colaborativa cuando el resto del equipo sí está luchando para sacar el trabajo establecido entre todos en el tiempo previsto puede ser un problema. Más aún si eso puede afectar al clima de la oficina.

La pregunta en estos casos es qué podemos hacer para conseguir que esa persona tome conciencia de sus obligaciones y consiga trabajar en equipo con el resto de compañeros. A continuación> repasamos una serie de consejos para intentar solucionar estos problemas:

No sacar conclusiones antes de tiempo

Por mucho que lo tendamos a hacer, no debemos de sacar conclusiones antes de tiempo desde la superficialidad. Debemos, en realidad, tratar de elaborar un diagnóstico certero de cuál está siendo el problema.

Hay que ponernos en la situación de que quizá nuestro compañero está pasando por una situación ajena a la empresa que le dificulta el ejercicio de sus acciones o que pueda concentrarse adecuadamente en la tarea. Si la situación se dilata en el tiempo, no lo permitas.

Dialogar

Lo mejor en estos casos es no hacer acusaciones infundadas y tratar de dialogar con nuestro compañero de la mejor forma posible: ¿Cómo llevas el trabajo? o ¿qué parte del trabajo es la que más te motiva? pueden ser preguntas qué podemos hacerle para intentar entender qué es lo que está pasando. Si este compañero no dialoga ni se comunica, habrá que optar por otros caminos.

Integrar al compañero

En lugar de rechazarle y expulsarle del grupo, lo mejor en estos casos es tratar de integrarle adecuadamente en el entorno de trabajo. Sentir compañerismo en una de las claves para la motivación diaria en el trabajo, por lo que puede ser el motivo de que no esté colaborando lo suficiente. En el caso de que sea este compañero el que no se quiera integrar, el problema podría ser más grave.

Repasar objetivos

Es importante también repasar los objetivos que tiene cada uno, así como los objetivos grupales a los que se dirige todo el equipo en conjunto. Esta acción suele ser una buena manera de reactivar la responsabilidad tanto individual como colectiva sobres las tareas a realizar.

Establecer roles

Una vez han quedado repasados los objetivos es momento también de establecer roles entre los distintos compañeros. No hay que asumir que todo el mundo sabe lo que tiene que hacer y quizá el trabajador que menos aporta es básicamente porque es el que menos claro qué tiene que hacer.

Motivar al equipo

También puede pasar que un compañero se sienta desplazado, no porque no esté integrado o porque no tenga claro qué tiene que hacer, sino porque simplemente le aburra la tarea a realizar. En estos casos es importante hacer ver al compañero que no está perdiendo su tiempo y que lo que va a realizar es necesario, así como encontrar formas de motivarle tanto a él como al conjunto del equipo.

Una cosa esta clara, tampoco se puede permitir que un compañero vaya por libre desentendiéndose de tareas importantes y cargando de trabajo al resto del equipo. En ese caso, la mejor opción quizás sea hablar con los superiores.

Artículos recomendados

Comentarios