Clausuran entre amenazas de muerte una discoteca de Túnez por mezclar 'techno' con la llamada a la oración

Clausuran entre amenazas de muerte una discoteca de Túnez por mezclar 'techno' con la llamada a la oración

El dueño del local ha sido detenido por los delitos de "atentado contra la moral y escándalo público"

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 04 Abril 2017 17:53

A pesar de que Túnez ha conseguido aprobar una de las Constituciones más avanzadas del mundo árabe, lo cierto es que la situación dista de ser la más idónea en cuanto a libertad de expresión se refiere.

Eso es precisamente lo que ha podido comprobar el dueño de una discoteca de la provincia de Nabuel que tuvo el "atrevimiento" de contratar a un DJ que, en un momento de la noche, pinchó una sesión en la que se mezclaba música 'techno' con la llamada a la oración.

Imagen del Festival de la polémica "Imagen del Festival de la polémica"

Manwar Uertani, gobernador de dicha región, ha anunciado que el empresario se encuentra detenido e investigado por los delitos de "atentado contra la moral y escándalo público", tal y como recoge la web Techno Moves. El dirigente ha defendido esta decisión porque, a su juicio, "no podemos permitir que se ataque a los sentimientos religiosos y a lo sagrado", ha aclarado a los medios locales.

La polémica llegó cuando un usuario de Youtube decidió publicar un vídeo de la fiesta en el que se podía apreciar el momento en el que se empleaba la oración para amenizar la melodía. La fiesta, celebrada junto a la ciudad turística de Hammamet, contaba con la participación del pinchadiscos británico Berlin Dax J, que ha querido pronunciarse en redes sociales:

"Quiero ofrecer mis más sinceras disculpas a quien se haya podido sentir ofendido por la música que pinché en el 'Orbit Festival' de Túnez el viernes. En ningún momento fue mi intención ofender a nadie"

El Dj se ha visto obligado a cerrar sus perfiles en Facebook y Twitter después de que varios usuarios le hayan amenazado de muerte: "No acepto tu disculpa, hijo de puta... estás jugando con los sentimientos de la gente, no es aceptable meter la llamada a la oración en tu puta mierda de DJ para entretener a la gente, cabrón. Los cerdos como tú deberían ser amenazados de muerte y violados, cabrón de mierda. Haz lo mismo con tu religión y déjanos en paz, maricón. Advierte a los otros Dj's, señor gay", ha sido uno de los mensajes que ha tenido que leer en su perfil de las redes sociales y que ha recogido igualmente la web previamente mencionada.

"Estás provocando a nuestras creencias y eso enfadaría a cualquier musulmán. Que te jodan. Vete al infierno con tu música satánica", han continuado. Algunos subían el tono sin ningún tipo de complejo: "que jodan a tu madre, estúpido y eres gay. Soy de Túnez, soy musulmán y mi sueño es verte muerto, mi sueño es matarte, estúpido, eres un animal".

En medio de toda esta vorágine, el local ha querido también ofrecer sus propias disculpas: "Todos los contratos de los DJ que actúan en Túnez o en cualquier otra parte estipulan que la organización no debe interferir de ningún modo en la música de los DJ que pinchan", han relatado en un post de Facebook. Y continúan: "Dax J es inglés y ya pinchó este tema recientemente en Europa. No fue consciente de que podría ofender al público en un país musulmán como el nuestro". Para zanjar la polémica,  terminan subrayando: "No queremos mezclarnos en debates religiosos. Nada más lejos de nosotros que ensuciar la imagen del islam, que es una religión de paz y de perdón".

Mientras tanto, el país vive así un serio precedente en lo que a recorte en materia de libertad de expresión se refiere. Túnez había sido expuesto como uno de los ejemplos de éxito de la Primavera Árabe, por su Constitución moderada y por contar con un Gobierno a nivel nacional de corte laico. Sin embargo, en muchas ocasiones, la sociedad va detrás de la política.

Comentarios