Buscar
Usuario

Noticias

Ibon Muñoa, el chivato que puso a tiro a Miguel Ángel Blanco, recibido con honores en su pueblo

Muñoa ha exhibido como un trofeo el último libro que ha escrito en la cárcel y ha sido recibido como un héroe en su pueblo.

Ibon Muñoa, el chivato que puso a tiro a Miguel Ángel Blanco, recibido con honores en su pueblo

Ibon Muñoa, el chivato que informó a la banda terrorista ETA sobre los movimientos de Miguel Ángel Blanco, que alojó a sus asesinos la noche anterior al atentado. que propició su muerte, ya pasea libremente por las calles de Éibar.

Ha sido recibido con varias pancartas e ikurriñas, con honores, en la loclaidad guipuzcoana en la que el concejal del PP fue secuestrado el 10 de julio de 1997. Permaneció secuestrado dos jornadas y, tras una angustiosa espera que conmocionó a todo el país, el joven de solo 29 años apareció agonizando con dos disparos en la cabeza, que los asesinos le habían propinado desde la nuca.

El chivato que propició el asesinato de Miguel Ángel Blanco, Ibon Muñoa, recibido con honores | Exterat "El chivato que propició el asesinato de Miguel Ángel Blanco, Ibon Muñoa, recibido con honores | Exterat"

Muñoa ha salido de la cárcel de Córdoba y ha sido recibido como un héroe. Con pancartas y al son de una txalaparta, instrumento de percusión típico del País Vasco. Además ha exhibido como si fuera un trofeo el último libro que ha escrito en la cárcel, un escrito de corte nacionalista en euskera.

Condenado

Ibon Muñoa fue condenado en el juicio de 2003, cuando el padre de Miguel Ángel Blanco rompió su discrección para espetar a los perpetradores del asesinato de su hijo: "Hijos de puta, cabrones, asesinos".

Ibon, exconcejal de Batasuna en Éibar, trabajaba en una tienda familiar, Repuestos Muñoa, desde qla que controlaba todos los días a Miguel Ángel Blanco, a la msima hora 15:35, a su llegada a la estación de Ardanza desde Ermua. De ahí, entraba a una gestoría, donde este joven de 29 años se estaba ganando la vida.

'Kantauri', jefe de ETA, dio la orden de secuestrar a un concejal del PP e Ibon Muñoa señaló a Miguel Ángel Blanco, a quien controlaba a diario. A partir de aquí, preparó todo: entregó su coche para que los secuestradores dispusieran de él, dio las llaves de su piso, llenó el frigorífico, el depósito de gasolina, entregó una libreta con todos los horarios de la ´victima... Incluso entregó 10 matrículas falsas para que los terroristas dispusieran de ellas.

Ahora ha vuelto al pueblo. De los Blanco solo queda la pequeña, Marimar Blanco, que es diputada del PP. Los padres del concejal han muerto, la madre recientemente, de coronavirus.

Artículos recomendados

Comentarios