Buscar
Usuario

Política

China censura a Winnie the Pooh por alimentar la subversión

El Gobierno chino considera que la imagen del popular dibujo animado puede poner el peligro el régimen, y por ello está eliminando cualquier rastro.

Todos los que hemos crecido de la mano de Winnieh the Pooh, hemos visto en este entrañable dibujo animado a un adorable y cuqui osezno gordo, cuya única inquietud y hábito se reducía a tumbarse para comer miel. Sin embargo, lo que en el resto del mundo es un adorable Winnie the Pooh, en China puede ser considerado... todo un temible... '¡Winnie the Killer!'.

Así ven en China al temible Winnieh the Pooh "Así ven en China al temible Winnieh the Pooh"

Sí, querido lector. Aquí, donde sólo ves a la versión osezna de Paquirrín, no estás percibiendo al peligroso personaje que hay detrás. Capaz, incluso, de derrocar al régimen Chino con una fuerza y brutalidad de las que carece el propio Donald Trump.

La censura contra el personaje llega después de que los usuarios de internet le usasen para comparar la baja forma del presidente chino,  Xi Jinping, cuando realizó un encuentro oficial con el expresidente estadounidense Barack Obama.

Las comparaciones son odiosas "Las comparaciones son odiosas"

La imagen corrió como la pólvora en 2013 en un país con una de las redes de internet más censuradas del mundo, lo que provocó que las autoridades actuaran rápidamente contra un contenido que consideraban ofensivo para el líder de una de las tiranías más importantes del mundo.

A partir de aquí, las comparaciones entre el presidente y Winnie the Pooh han sido una constante que se ha repetido como la pólvora y que ha molestado al Gobierno chino, que está intentando censurar la imagen de todas las maneras posibles. En 2015, por ejemplo, la fotografía más censurada en China era una que asociaba al presidente con el dibujo animado subido a un coche de juguete.

Ahora, para evitar que este tipo de actuaciones se repitan, el Gobierno ha tomado una medida completamente drástica: acabar con cualquier tipo de presencia del oso en las redes sociales, y acabar así con los comentarios.

A los usuarios que intentaban postear un mensaje con la fotografía del dibujo, rápidamente les aparecía un mensaje en el que les advertían de 'contenido ilegal'. El Ejecutivo, además, ha tomado medidas para que aplicaciones como WeChat eliminen todos los gif o emoticonos relacionados con el personaje.

Por otro lado, la red social Sina Weibo, una especie de Twitter muy popular en el país asiático, ha tenido que eliminar directamente todos los mensajes que habían sido publicados en su red social con alguna alusión al personaje.

El Gobierno aún no se ha pronunciado sobre esta cuestión, aunque todo apunta a la celebración del próximo Congreso del partido en el que el actual presidente tiene la intención de repetir y en el que las mofas podrían replicarse de manera destacada. Una noticia compeltamente esperpéntica en la mayor dictadura comunista con sistema capitalista del planeta.

Artículos recomendados

Comentarios