Buscar
Usuario

Política

China amenaza a Australia con boicots si insiste en investigar el origen del coronavirus

El gigante asiático considera un ataque la intención del país oceánico de investigar el origen del COVID-19.

China amenaza a Australia con boicots si insiste en investigar el origen del coronavirus

Creciente tensión entre China y Australia. Desde Pekín ha amenazado con boicots al país oceánico si este insiste en investigar el origen del coronavirus. "Australia continuará tomando esta línea de acción que es sumamente razonable y sensata. Este virus se ha cobrado más de 200.000 vidas en todo el mundo, ha cerrado la economía global, las implicaciones y los impactos son extraordinarios", había declarado el primer ministro australiano, Scott Morrison.

El Gobierno Liberal-Nacional australiano de coalición impulsó una investigación sobre el origen del COVID-19 originado en la ciudad china de Wuhan. Esto enfureció a China, que considera que la investigación esconde motivaciones políticas al servicio de Estados Unidos

Ante lo que ellos consideran un ataque, el embajador del gigante asiático en Asutralia, Cheng Jingye, ha amenazado con boicotear productos australianos, como carnes y vinos, así como sus servicios. Este boicot, incluso, llegaría hasta el turismo: "Si esto va a ir a peor, la gente va a plantearse si vale la pena acudir a un país que no es tan amigable con China como parece", ha manifestadoel diplomático.

La ministra de Exteriores australiana, Marise Payne, ha aseverado que no es momento de amenazas sino de "cooperación" a nivel mundial. Así, ha explicado en The Sydney Morning Herald que su Gobierno rechaza "cualquier sugerencia de coerción económica, la cual considera una respuesta inapropiada cuando lo que se necesita es una cooperación global". "Australia ha pedido una investigación independiente sobre el brote de COVID-19, una crisis sin precedentes que tiene consecuencias severas sobre la salud, la economía y la sociedad", ha afirmado.

Importantes socios comerciales

Scott Morrison, primer ministro australiano, y Li Keqiang, primer ministro de China "Scott Morrison, primer ministro australiano, y Li Keqiang, primer ministro de China"

China es el principal socio comercial de Australia, cuyo intercambio bilateral fue de 235.000 millones AUD (153.591 millones de dólares estadounidenses o 141.615 millones de euros) en el año financiero 2018-19, lo que representa un incremento del 20,5% con respecto al período anterior.

Las relaciones entre ambos países, sin embargo, se venían deteriorando por cuestiones como la militarización del gigante asiático o la aprobación en Australia de leyes contra la injerencia extranjera y el espionaje extranjero, tras destaparse casos de donaciones chinas a políticos y de ciberataques a organismos del Estado y universidades.

Artículos recomendados

Comentarios