Buscar
Usuario

Política

Cayetana Álvarez de Toledo pide que se le quite el título de expresidente a Zapatero

La portavoz del Grupo Popular ataca duramente a los socialistas tras acusarlos de asumir la estrategia de Zapatero.

Cayetana Álvarez de Toledo pide que se le quite el título de expresidente a Zapatero

La oposición va ser bestial dure lo que dure la legislatura del Gobierno de coalición presidido por Pedro Sánchez. Esta vez la protagonista es Cayetana Álvarez de Toledo cuando ha tomado su turno, tras concluir la sesión de control del pasado miércoles 12 de febrero, para atacar al PSOE y a José Luis Ábalos por su encuentro con Delcy Rodríguez, la vicepresidenta de Venezuela. Tras llamar mentiroso al ministro de Transportes atacó muy duramente a José Luis Rodríguez Zapatero por su último viaje a Venezuela.

Álvarez de Toledo, la portavoz del Partido Popular, abría su turno de interpelación contra Ábalos para echarle en cara todas sus "mentiras" sobre su encuentro con Rodríguez. Sin embargo, el verdadero ataque ha llegado cuando ha mencionado directamente a José Luis Rodríguez Zapateroy le ha acusado de ser "un mero agente del régimen, un mediador de parte" de la dictadura bolivariana.

"Trabaja activamente para una dictadura"

Cayetana Álvarez de Toledo representa al sector más radical del PP "Cayetana Álvarez de Toledo representa al sector más radical del PP"

La portavoz del Grupo Popular se ha dirigido a la bancada del Gobierno para acusarlos de que "se han aliado con el eje Iglesias-Zapatero-Maduro y eso es una involución", para pedir un inciso sobre Zapatero ya que "él es el original y ustedes (PSOE) la copia". Primero, la marquesa definía al expresidente como "un hombre que trabaja activamente para una dictadura" y que, por lo tanto, "no merece ni uno solo de los privilegios de un expresidente del gobierno español, ni siquiera el nombre y habría que retirárselos", sentenciaba Álvarez.

La diputada del PP proseguía con su ataque: "Hubo un tiempo, sí, en el que el señor Zapaterohacía de mediador en Caracas, en el que despertaba una cierta esperanza en algunos sectores de la oposición, pero ese tiempo hace mucho tiempo que pasó. Ahora, es un hombre denostado entre los demócratas venezolanos. Un hombre que deambula por los arrabales de la dictadura sin autoridad moral y ni legitimidad alguna. Todo el mundo sabe que sus invocaciones al diálogo no son más que oxígeno para la dictadura", sentenciaba. Por último, acusó a los socialistas de "asumir su estrategia"

Artículos recomendados

Comentarios