Buscar
Usuario

Política

Cayetana Álvarez de Toledo tiene los días contados como portavoz del PP por su radicalidad

El PP va a postar por un perfil más moderado por lo que la marquesa, que fue la gran apuesta de Pablo Casado, se ha convertido en un lastre.

Cayetana Álvarez de Toledo tiene los días contados como portavoz del PP por su radicalidad

Desde que Pablo Casado se convirtiera en el nuevo presidente del Partido Popular sucediendo a Mariano Rajoy, la formación conservadora dio un giro hacia la radicalidad. La irrupción de VOX llevó al palentino a recorrer esta senda, para lo que se rodeó de perfiles alejados de la moderación, siendo Cayetana Álvarez de Toledo, convertida en portavoz del grupo, su gran apuesta.

Las derrotas electorales tampoco sirvieron a Casado para que se alejara de la radicalidad, mimetizándose en muchas ocasiones con los de Santiago Abascal. Finalmente, con la llegada del nuevo curso político, tras los peores momentos de la pandemia del coronavirus, la crisis económica que supone y después de que VOX haya anunciado una moción de censura contra el Gobierno de Pedro Sánchez, el PP parece haber comprendido sus errores y han decidido apostar por la moderación.

Pablo Casado empezará septiembre con una política renovada "ensanchando el partido hacia el centro", como sostuvo el propio presidente en el Comité Ejecutivo Nacional del PP el pasado mes de julio, y apostando por un perfil gestor en lugar de la bronca y el ruido que ha caracterizado al partido durante los últimos años.

Este nuevo camino sitúa a Cayetana Álvarez de Toledo en la cuerda floja. La que fuera la gran apuesta de Casado ha acabado convertida en un lastre. Barones territoriales de los populares ya venían pidiendo la cabeza de la portavoz al considerar su discurso perjudicial para sus intereses y los de su partido. Además, algunos dirigentes nacionales ya denunciaban que la marquesa "iba por libre", en ocasiones, en contra del criterio de la dirección.

"Si no se va ella, se le va a invitar a irse"

Cayetana Álvarez de Toledo fue la gran apuesta de Pablo Casado "Cayetana Álvarez de Toledo fue la gran apuesta de Pablo Casado"

Ha sido la victoria de Alberto Núñez Feijóo, revalidando su cuarta mayoria absoluta en Galicia, lo que ha llevado a mover ficha al PP. El perfil moderado del gallego marcará la nueva hoja de ruta a nivel nacional, lo que lleva a preparar la salida de Álvarez de Toledo al frente de la portavocía del Congreso y que se produciría en las próximas semanas, según adelanta El Independiente.

El Partido Popular ya ha movido la primera ficha con el cese de Gabriel Elorriaga, hasta ahora jefe de asesoría parlamentaria del PP y apuesta personal de Álvarez de Toledo, que ha advertido que si se prescindía de Elorriaga, ella sería la siguiente.

Este cese se ubica en una estrategia de presión contra la portavoz popular para que sea ella la que se marche y evitar que Casado tenga que firma su despido. "Si no se va, se le va a invitar a irse", señalan desde el PP. Además, aseguran que "de este mes no pasa".

El entorno de Cayetana Álvarez de Toledo asegura que la decisión no ha sentado nada bien a la hasta ahora portavoz del partido en el Congreso: "Considera que es una mala decisión y un error".

Artículos recomendados

Comentarios