Buscar
Usuario

Noticias

Un cártel mata a un grupo de curas narcotraficantes en un ajuste de cuentas

El lunes a la madrugada, dos religiosos fueron asesinados en Taxco, en el Estado de Guerrero. Ya son 21 en México desde 2013.

Este lunes, dos sacerdotes mexicanos, Germaín Muñiz e Iván Añorve, murieron por herida de balae en la carretera que une Taxco e Iguala, en el Estado de Guerrero. Los fallecidos iban en una camioneta que presentaba al menos 30 impactos de bala AK-47.  Otras cuatro personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad. Con ellos dos, la cifra de curas asesinados en México en los últimos cinco años asciende a los 21.

Los dos sacerdotes asesinados están relacionados con el narcotráfico "Los dos sacerdotes asesinados están relacionados con el narcotráfico"

Este asesinato ha levantado polémica y se han ido produciendo toda la semana acusaciones por parte de los líderes eclesiásticos de la zona. El fiscal Javier Olea Peláez, de la Fiscalía General de Guerrero, ha asegurado que los sacerdotes asesinados acudieron a un baile celebrado en Juliantla, no muy lejos de Taxco.

Era una fiesta por el día de la Candelaria, donde se encontraban integrantes de varios grupos delictivos. Los asistentes a dicho evento acudieron portando armas de fuego, consumiendo bebidas alcohólicas y probablemente drogas. Además, hay fotografías en las que Germaín Muñiz García lleva un arma de fuego de grueso calibre y en compañía de hombres armados integrantes de grupo delictivo.

"Dichas fotografías circularon durante mucho tiempo en las redes sociales, por lo que tanto la sociedad como grupos delictivos contrarios observaron dichas imágenes", argumentó Olea. Por ello, todas las bandas rivales vincularon a los curas asesinados con el cártel a batir.

Asesinato o confusión

El portavoz de la Diócesis de Chilpancingo, la capital de Guerrero, Benito Cuenca, ha reflexionado sobre el móvil de estos asesinato, en una entrevista con El 'FinancieroTV': "Al volver, con la prisa de volver a sus casas, les hizo adelantar de manera abrupta una camioneta, que después se tomó la revancha y les persiguió. Quisiéramos pensar que fue una confusión, pero eso ya tendrá que decirlo la fiscalía".

Además, la Fiscalía ha señalado que gracias a testimonios se tiene conocimiento que el sacerdote estuvo consumiendo bebidas alcohólicas. Además, antes del asesinato de los religiosos, ya había ocurrido un conflicto durante el baile donde se vieron involucrados las personas que acompañaban a Germaín Muñiz García e Iván Añorve Jaimes.

La Iglesia rechaza la hipótesis de que los curas sean "narcotraficantes"

La Iglesia ha defendido la inocencia de las víctimas "La Iglesia ha defendido la inocencia de las víctimas"

La Iglesia rechazó que los curas asesinados en la carretera Iguala a Taxco tuvieran nexos con organizaciones criminales. "Germaín Muñiz García nunca estuvo vinculado a ningún grupo delictivo. Tenía conocimiento, por la naturaleza misma de su trabajo pastoral, de la operación de algunos grupos en esa zona pues al ser un párroco y persona pública tenía que desplazarse por la zona donde estaban asentados esos grupos".

Artículos recomendados

Comentarios