Buscar
Usuario

Política

Pedro Sánchez aparta a Carmen Calvo de la Ley Trans y apuesta por la autodeterminación de género

Después de que el PSOE impidera sacar la norma, Igualdad y Justicia continúan con las negociaciones para intentar su aprobación antes del Orgullo.

Pedro Sánchez aparta a Carmen Calvo de la Ley Trans y apuesta por la autodeterminación de género Pedro Sánchez aparta a Carmen Calvo de la Ley Trans y apuesta por la autodeterminación de género

Foto: GTres

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aparta a Carmen Calvo de las negociaciones con Podemos para la aprobación de la Ley Trans, según publica El Español. El PSOE se abstuvo en la votación de la norma en el Congreso, motivo por el que finalmente no fue aprobada.

Calvo, vicepresidenta del Gobierno, se ha posicionado en contra de la autodeterminación. La ministra de Igualdad, Irene Montero y principal impulsora de la ley en el Ejecutivo, critica que la número dos del Consejo de Ministros tiene "bloqueadas" las negociaciones. La intención es dar un impulso para que se pueda sacar adelante antes del Orgullo. El PSOE también destaca el cambio en la dirección de Podemos, donde aprecian una mayor capacidad de negociación y diálogo desde que llegó Yolanda Díaz a la cabeza de la formación morada.

Moncloa ya había acercado posicionamientos con los colectivos LGTBI durante los últimos días, con algún avance en la articulación jurídica del derecho a la libre determinación del género registrar de las personas trans, asegura el Gobierno.

Calvo y Montero han protagonizado las mayores discrepancias en la aprobación de la ley Trans "Calvo y Montero han protagonizado las mayores discrepancias en la aprobación de la ley Trans"

La presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Trans y Bisexuales (FELGTB), Une Sangil, se mostraba esperanzada: "Creemos que puede ser posible, que es posible y que tendremos una ley antes del Orgullo. Nos queda seguir avanzando".

La nueva propuesta del PSOE pasa por requerir a las personas que quieren adecuar su identidad de género o sexo registrar a la necesidad de acudir con testigos para realizar el trámite. Esta fórmula abandona la ley anterior, que pide un informe médico y dos años de hormonación. Igualmente, también pone coto a la "libre determinación", ya que implica más requisitos.

Los colectivos (FELGTB, Fundación Triángulo y la asociación de menores trans Chrysallis), apuestan, en cambio, por un plazo de tres meses: primero se realizaría una solicitud ante el Registro Civil y, pasado el plazo señalado, se comparecería para confirmar el trámite. Chrysallis también pide que los menores de 12 años solo puedan cambiar el nombre, pero no el género. El borrador de la ley sí abría la posibilidad a menores de 16 años.

Carmen Calvo, un escollo en las negociaciones

Carmen Calvo había sido una de las personas más críticas con el proyecto de Ley Trans. Una de sus declaraciones más sonadas al respecto se produjo cuando afirmó que la norma iba a permitir que "el género se elija sin más que la voluntad" y dejaba entrever que "los nuevos derechos" podían suponer "una merma de los preexistentes".

"A mí me preocupa fundamentalmente la idea de pensar que el género se elige sin más que la mera voluntad o el deseo, poniendo en riesgo, evidentemente, los criterios de identidad del resto de los 47 millones de españoles", afirmó en la Cadena SER.

El borrador de la ley continúa bloqueado por las discrepancias entre PSOE y Unidas Podemos, principalmente entre Carmen Calvo e Irene Montero ante el alcance jurídico de la autodeterminación de género.

El horizonte para la aprobación de la ley sería el Orgullo LGTBI, que tiene lugar a finales de julio en Madrid. La Ley Trans y la ley para la igualdad de las personas LGTBI se unificarían en una sola legislación para simplificar la normativa.

Artículos recomendados

Comentarios