Buscar
Usuario

Política

La campaña feminista de Igualdad que desata el odio en redes pero muchos apoyos a la ministra: "Gracias Irene"

La campaña del Ministerio de Igualdad para fomentar los cuerpos diversos recibe todo tipo de ataques y no, no fomenta la obesidad.

La campaña feminista de Igualdad que desata el odio en redes pero muchos apoyos a la ministra: "Gracias Irene" La campaña feminista de Igualdad que desata el odio en redes pero muchos apoyos a la ministra: "Gracias Irene"

Foto: Instituto de las Mujeres

El Instituto de las Mujeres ha lanzado una campaña en contra de los cánones de belleza que condicionan la vida de las mujeres. Bajo el lema "El verano también es nuestro", incluye una representación de cuerpos diversos y representa a cinco mujeres en la playa. Son mujeres sin depliar, con estrías, envejecidas, gordas o tras una mastectomía.

El cartel ha sido diseñado por Arte Mapache y tiene la intención de mostrar que todos los cuerpos son válidos, que es imprescindible reconocer la diversidad corporal, reivindicarla, que hay que liberarse de estereotipos y de todo tipo de violencias.

Sin embargo, la campaña no ha recibido, precisamente, apoyos de todos los sectores. Las redes sociales han criticado una campaña que pretende avalar la diversidad corporal y luchar contra los prejuicios existentes, precisamente los que subyacen en trastornos como la anorexia o bulimia, entre otros.

Muchos de esos tuits se centraban en que reivindicar todos los cuerpos fomentaba hábitos de vida poco saludables, puesto que la obesidad no es sana. Pedro Gullón, epidemiólogo y ayudante doctor en salud pública en la Universidad de Alcalá, además de coautor de 'Epidemiocracia', explica en el diario Público que el enfoque se debe realizar desde el ámbito de la salud pública y no desde la representación en los medios de comunicación. De hecho, explica que "1 de cada 6 ó 7 personas adultas en España tienen un IMC mayor a 30 kg/m2" y que en base a ello, "lo normal sería que si tenemos 7 personas en un anuncio al menos una tenga obesidad".

Gullón señala que la falta de representatividad supone "un aumento en el estigma" para las personas con obesidad y "eliminar parte de su derecho a la representación". "Y no solo como un concepto vacío, es que el estigma ha sido ampliamente estudiado por profesionales de la salud como un riesgo para la mala salud mental y física", recalca.

Y añade para esta contraposición de argumentos entre representación y salud lo siguiente: "El debate sobre si representar a personas con obesidad es 'hacer apología de una enfermedad' no lo tendríamos con otras condiciones que aumentan (y mucho) el riesgo de patologías y una mala salud, como son las condiciones laborales o los ingresos. La hipocresía de culpar lo visible bajo la excusa de la salud que solo es un reflejo de una visión muy estrecha de la salud pública".

Las redes se dividen

Las redes sociales, sin embargo, han criticado a la ministra duramente por fomentar una campaña que pretende visibilizar los cuerpos diversos y eliminar el estigma que durante años se ha intentado imponer desde determinada industria.

A pesar de todo, también ha surgido una fuerte campaña de apoyo a la ministra de Igualdad, Irene Montero, con las palabras "Gracias Irene", que se han convertido en uno de los temas más comentados en Twitter durante la jornada.

Una campaña con la que el Ministerio de Igualdad pretende fomentar los cuerpos diversos y eliminar los estereotipos que durante años se han impuesto a través de todo tipo de medios.

Artículos recomendados

Comentarios