Buscar
Usuario

Televisión

El boicot a 'Gran Hermano': ¿estrategia de la competencia o levantamiento feminista?

Ya son más de 40 marcas las que se retiran del programa mientras Mediaset denuncia un boicot de Atresmedia.

El boicot a 'Gran Hermano': ¿estrategia de la competencia o levantamiento feminista?

Son tiempos difíciles para Telecinco y en concreto para la marca 'Gran Hermano'. Después de superar el bache que supuso la salida de Mercedes Milá del formato y cuando todavía el formato estaba intentando recuperar el aliento, un escándalo sexual azotó al programa. Carlota Prado, una de las concursantes de 'GH Revolution', fue presuntamente violada dentro de la casa por su pareja de entonces José María.

La gestión mediática de lo sucedido fue nefasta, pero Mediaset logró hacer olvidar a la audiencia aquel terrible episodio y canceló la versión de anónimos para dar paso al formato VIP. Fue entonces cuando Telecinco volvió a torear una de sus mayores crisis y recuperó una gran parte de la audiencia que se había ido despegando de la tele años atrás. Pero justo ahora, cuando el reality show cosecha sus mejores marcas y registra records en cada gala, el caso Carlota ha vuelto a ocupar portadas y titulares tras filtrarse las imágenes en las que la joven visualiza a solas y sin apoyo psicológico las escenas de su presunta agresión sexual.

La noticia, que está cubriendo en mayor medida El Confidencial, ha saltado a los espacios informativos de Antena 3 y laSexta y las marcas han comenzado a bajarse del transatlántico que supone el formato. En la última semana ya son más de 40 las marcas que han retirado su publicidad del espacio y, paradójicamente, en esos mismos días el reality está logrando sus mejores datos de audiencia. Lo que podría parecer un veto espontáneo por parte de las marcas se ha convertido, según Mediaset, en una campaña de desprestigio y en un boicot orquestado principalmente por Atresmedia.

Telecinco señala directamente a Nacho Cardero

Ante la fuga de anunciantes, Mediaset publicó un comunicado oficial y envió otro, de manera interna, a sus anunciantes en los que, básicamente, se desmarcaban de la actitud "intolerable" del supuesto agresor, José María, se comprometían a mejorar sus protocolos de seguridad en 'Gran Hermano', reconocían que la gestión de lo sucedido no había sido acertada y pedían disculpas a Carlota. Al mismo tiempo, y por primera vez, un programa de Mediaset se hacía eco de la fuga de anunciantes y apuntaban claramente a Atresmedia como responsable directa del boicot.

El programa 'Todo es mentira', de Risto Mejide, señalaba la conexión existente entre Nacho Cardero, el director de El Confidencial, y su competencia directa. La cadena de Fuencarral encuentra evidente que la relación profesional entre Cardero y Atresmedia no es casual. El periodista colabora en los programas de Carlos Alsina, en Onda Cero, y en 'Espejo Pública', de Antena 3. Según Mediaset, las marcas estarían siendo presionadas para dejar de anunciarse en 'Gran Hermano'. Tanto es así que el propio diario El Confidencial señalaba esta semana en una lista los anunciantes que todavía se publicitan en los intermedios del reality show, algo que para la cadena supone toda una táctica de señalamiento, una especie de coacción para que dejen de sostener económicamente al programa.

No obstante, el contraataque de Mediaset no queda ahí. La cadena ha rescatado ahora, en su diario de cabecera, Nius, las imágenes en las que Carlota volvía a la casa tras pasar varios días fuera y agradecía a la productora el trato y la ayuda recibida. Una torpeza incalculable, pues enfrentarse con la víctima y de manera pública no es precisamente la mejor estrategia de defensa mediática. No es la coherencia algo que se le pueda exigir a una persona que ha pasado por una experiencia tan traumática como la que vivió Carlota; además de que, con perspectiva, la joven pudo comprender que quizá el procedimiento que siguió 'Gran Hermano' no fue el mejor.

El supuesto oportunismo de las marcas

José María y Carlota Prado en 'GH Revolution' "José María y Carlota Prado en 'GH Revolution'"

Para Telecinco es evidente que muchos de sus anunciantes se han visto obligados a desligarse de 'Gran Hermano' puesto que su competencia así lo hacía también. Nadie quiere formar parte del pequeño grupo que todavía mantiene su publicidad a un programa que permitió o, más bien, no evitó que se produjera una violación. Cabe destacar que los hechos se remontan al año 2017, y que no ha sido hasta entonces, tres ediciones después del formato, cuando las marcas han decidido retirarse del programa. Se trata, según Mediaset, de una acción oportunista para unirse a un supuesto levantamiento feminista, una manera de "marcarse un tanto".

Coto Matamoros, el principal azote de Mediaset

A pesar de que Telecinco continúa guardando silencio en sus programas y comentando 'Gran Hermano' como hace habitualmente, en las redes sociales el caso Carlota ha sido trending topic en innumerables ocasiones. Y es curioso conocer que detrás del movimiento al boicot en redes se encuentran dos personajes que mediáticamente nacieron en Telecinco y que, en los últimos años, dedican su proyección mediática a "desenmascarar" a la cadena: Coto Matamoros y Pepe Herrero.

Ambos mantienen una cruzada pública contra Mediaset y encabezan, a través de sus perfiles en redes sociales, varias campañas de desprestigio de las que se ha hecho eco la propia Carlota, víctima de la agresión sexual. Los tres forman un triángulo al que se suman los fans de Hugo Castejón que, enfadados por el trato que el concursante habría recibido por parte del programa, presionan a través de Twitter a numerosos anunciantes para que se retiren de 'Gran Hermano'.

¿Está justificado el boicot de las marcas?

Entonces, ¿es realmente una estrategia de Atresmedia para acabar con su mayor competidor? ¿Han tenido algo que ver Coto Matamoros y Pepe Herrero en la retirada de anunciantes? ¿Está justificada la fuga de las marcas tras dos años y tres ediciones apoyando al formato? Es posible que la marcha de muchas de estas empresas que hoy reniegan del programa y que no lo hicieron en su momento responda a una estrategia comercial con la que ocupar ciertos titulares que les dejen en una aplaudida posición. Pero también es cierto que la perspectiva de género y el feminismo es, hoy más que nunca, un movimiento transversal en toda nuestra sociedad, y lo que hace dos años se contemplaba desde una posición más ambigua, hoy quizá no se tolera tan fácilmente.

¿El fin de 'Gran Hermano'?

En el momento en el que se redacta este artículo, son solo 25 los anunciantes que todavía sustentan la emisión de 'GH VIP 7'. El programa afronta su recta final con una pequeña lista de marcas que todavía podrían retirar su publicidad del espacio. A tan solo unas semanas de la gran final, el formato podría verse obligado a adelantar el cierre de la edición o incluso cancelarla repentinamente. Lo que está claro es que, pase lo que pase, será muy difícil regresar en enero con la edición 'Dúo' del formato, tal y como se preveía. Se habla incluso de un cambio de nombre y de eliminar la marca 'Gran Hermano' definitivamente, aunque el formato, el plató, los presentadores y la productora serían los mismos. Quizá, después de veinte años de emisión ininterrumpida, estemos asistiendo al final de 'Gran Hermano'.

Artículos recomendados

Comentarios