Azerbaiyán sigue a Chechenia: centenares de gays y transexuales son detenidos y torturados

Azerbaiyán sigue a Chechenia: centenares de gays y transexuales son detenidos y torturados

El país azerí estaría llevando a cabo detenciones contra la comunidad LGTBI para proteger "los valores morales del país".

Estamos en pleno 2017, se supone que hemos evolucionado, que hemos comprendido que son nuestras diferencias las que nos hacen grandes. No obstante, siguen saliendo a la luz noticias como las de hoy, en las que se pena a las personas por tener una tendencia sexual distinta a la heterosexualidad, o por tener una identidad diferente a la cissexualidad. ¿Realmente hemos evolucionado tanto?

Algunos activistas de Azerbaiyán han comenzado a denunciar que la policía está llevando a cabo redadas en Baku, la capital del país. Durante estas redadas, se han detenido en torno a un centenar de hombres gays, así como transexuales, que posteriormente han sido torturados, golpeados y maltratados. Lo que la policía pretendía con esto, según los propios activistas, es conseguir más direcciones de personas homosexuales y transexuales. A algunos de ellos han llegado incluso a raparles la cabeza para, de esta forma, conseguir identificarlos, según informa Pink News

Según la policía, que ha hablado con el medio Eurasianet, sí es cierto que se han llevado a cabo arrestos, mas estos no tendrían nada que ver con la orientación sexual de los detenidos sino con las actividades que estos estaban cometiendo. Es muy fácil acusar a una persona de un crimen falso, sobre todo si el crimen del que estamos hablando es prostitución, o actividades relacionadas con la misma. Porque es extremadamente sencillo señalar con el dedo sin aportar ningún tipo de pruebas.

Detenciones en nombre de los "valores morales"

Según algunos testigos que presenciaron las detenciones, en ese momento el discurso de la policía era totalmente diferente. Señalaron que detenían a esas personas para proteger los valores morales de su país; es decir, que efectivamente sus intenciones poco tenían que ver con evitar la prostitución. El Partido de la Justicia ha hecho que estas acusaciones cobren fuerza, puesto que han declarado que todos aquellos que defiendan a los detenidos deberían tener en cuenta que están defendiendo a "criaturas que son fuente de la inmoralidad, de peligrosas enfermedades, que han sido condenados por Dios". Según ellos, "los círculos occidentales están tratando de destruir nuestras tradiciones nacionales en nombre de los derechos humanos".

Un activista llamado Nabiyev ha estado movilizándose a través de Facebook, lanzando vídeos (con mucho valor) sobre lo que está sucediendo en su país. "La policía está promoviendo una narrativa en los medios, diciendo que todos los detenidos tienen SIDA o alguna otra ETS. La gente está asustada. La policía tiene una idea sobre qué es ser gay, y están deteniendo a la gente sin ninguna razón, preguntando direcciones y pidiendo dinero para que sean liberados". El pánico está cundiendo en Azerbaiyán, y con razón. ¿Cuánto más durará esta situación?

Comentarios