¿Conoces a la 'chica serpiente'? Así era su aspecto antes de todas sus intervenciones

¿Conoces a la 'chica serpiente'? Así era su aspecto antes de todas sus intervenciones

Amber Luke, conocida como 'mujer serpiente' ha publicado las imágenes de su aspecto hace 10 años y ha revolucionado las redes sociales.

La joven australiana Amber Luke es conocida como 'mujer serpiente' o 'mujer dragón'. A sus 23 años ha pasado en más de 52 ocasiones por quirófano para cortarse la lengua en dos, expandir los lóbulos de sus orejas con implantes de silicona, tatuarse los globos oculares con tinta azul o incrustarse gemas en la piel.

Ahora, la joven ha decidido difundir en Instagram las fotografías anteriores a su transformación estética con motivo del #10yearschallenge y la comparación ha causado un gran impacto entre sus seguidores.

Las imágenes publicadas por Amber revelan su obsesión por los tatuajes y las cirugías, una adicción que según ha revelado la joven a Daily Mail comenzó con 16 años tras someterse a su primera operación estética porque no se sentía cómoda con su aspecto físico."Cuando veo fotos de antes y después me veo muy simple, odiaba a forma en que solía verme, era aburrida"

Un cambio radical en 10 años

A partir de este momento desarrolló su pasión por los tatuajes y comenzó varias modificaciones en su cuerpo que hace que la identifiquen como 'la mujer serpiente' aunque su entorno más cercano la apoda 'el dragón blanco de ojos azules'. "Mis amigos me llaman así porque me asemejo a un dragón con mis ojos y lengua" ha asegurado.

Tras 52 operaciones estéticas el aspecto de Amber ha cambiado por completo "Tras 52 operaciones estéticas el aspecto de Amber ha cambiado por completo"

La imagen que muestra la transformación de Amber a 'la mujer serpiente' se ha viralizado en las redes sociales. A pesar de que muchos comentarios pertenecen a detractores que aseguran que la joven ha arruinado su aspecto, Amber Luke ha aclarado que ella se siente mucho menos aburrida que antes y se siente orgullosa de su aspecto actual.

Comentarios