Buscar
Usuario

Noticias

Asesina a sus bebés envenenando sus biberones y sumergiéndolos en agua hirviendo: "No podía dormir"

La mujer ha sido detenida tras reconocer todos los hechos y que actuó porque los niños "le molestaban".

Asesina a sus bebés envenenando sus biberones y sumergiéndolos en agua hirviendo: "No podía dormir" Asesina a sus bebés envenenando sus biberones y sumergiéndolos en agua hirviendo: "No podía dormir"

Foto: Redes

Danezja Kilpatrick, una mujer de 23 años, ha sido detenida como principal acusada del aseisnato de dos bebés de seis semanas. Se trata de las gemelas Dakota y Dallis Betley a las que, supuestamente, envenenó con el biberón y posteriormente sumergió en agua hirviendo.

Los hechos ocurrieron en el distrito de Queens, en Nueva York (Estados Unidos). Danezja Kilpatrick, de 23 años, había tenido recientemente a sus hijas y era muy activa en redes sociales, donde publicaba fotografías en compañía de ambas y recibía todo tipo de comentarios.

En uno de ellos escribió: "Os amaré siempre". Todo cambio al cabo de un mes. Kilpatrick intentó matar a sus hijas poniendo desinfectante en sus biberones con la intención de envenenarlas. Al ver que iba pasando el rato y que no resultaba efectivo, llenó la bañera de agua hirviendo y las sumergió.

La acusada ha sido detenida "La acusada ha sido detenida"

Fue en ese momento, cuando una de las pequeñas resultó asesinada. Después, cogió su cuerpo, lo rodeó con una manta y una bolsa para, posteriormente, dejarlo escondido debajo del fregadero. Pero todavía quedaba una hija viva.

Apuñaló a su otra hija

Después de comprobar que su otra hija no había perdido la vida, Danezja Kilpatrick decidió coger un cuchillo y clavárselo en la nuca. La pequeña perdió la vida de inmediato. Cuando los agentes se presentaron en el lugar de los hechos y le preguntaron el motivo, ella respondió: "No quería a mis hijas, no me dejaban dormir".

La hermana de la acusada, Quanteya, explicó que no la veía capaz de cometer semejante atrocidad, pero rápidamente cambió la versión de los hechos cuando admitió su comportamiento: "Vi que alguna cosa no iba bien, estaba muy rara y tuve un mal presentimiento", explicó en declaraciones a New York Daily News.

La investigación continúa abierta y el caso se encuentra en estos momentos en manos de los juzgados. La acusada ha confesado el crimen y se podría enfrentar en estos momentos a penas de prisión muy elevadas como presunta autora del doble asesinato de sus hijas.

Artículos recomendados

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados