Una ciudad de EEUU contrata a vagabundos como basureros para darles una vida digna

Una ciudad de EEUU contrata a vagabundos como basureros para darles una vida digna

El estado de Arkansas ha invitado a otros estados del país a que tomen como referencia esta iniciativa para implantarla en sus ciudades.

En el mundo aún queda esperanza. Little Rock, capital del estado de Arkansas, se encuentra inmersa en un gran labor humanitaria que dejará perplejo a más de uno por la buena fe de aquellos que han decidido llevarla a cabo. La ciudad estadounidense ha desarrollado un programa para ayudar a 380 personas sin techo para que recuperen su vida.

No importa si llevan dos semanas, un mes, cinco meses, uno o tres años. Tampoco las razones que les han llevado a atravesar su delicada situación. Lo cierto es que ahora todas estas personas tendrán una segunda oportunidad para reintegrarse. Todos ellos ganarán un salario que asciende a 9,25 dólares la hora (8,40 euros) por recoger basura y limpiar la ciudad y sus bosques de residuos. Como dato importante a destacar, la cantidad que perciben por su esfuerzo supera en dos dólares el salario mínimo en Estados Unidos, que actualmente se sitúa en 7,25 dólares (6,55 euros aproximadamente). Por otro lado, además de la recompensa económica, también reciben un almuerzo completo.

Los 200.000 habitantes de la ciudad quieren ayudar a todas estas personas a que recuperen su vida, se reinserten en la sociedad y encuentren un hogar. Por ello, también han planteado que el próximo paso sea ayudarles a encontrar un trabajo fijo. El Ayuntamiento de la ciudad consideró efectiva la medida y destinó al proyecto una cantidad de 80.000 dólares inicialmente, durante los primeros seis meses. 

¿Un año más?

Tras probar su eficacia, teniendo en cuenta las críticas tan positivas recibidas a lo largo de este tiempo, el alcalde de la localidad Frank Scott Jr. estaría de acuerdo en ampliar su duración hasta septiembre de 2020. Esta decisión ha sido recibida con los brazos abiertos en una iglesia local de Little Rock, cuyos feligreses fueron las mentes pensantes del proyecto y admiten estar encantados con la acogida del mismo. 

Después de ofrecerles esta iniciativa a unas 380 personas sin hogar, se procedió a dividirlos en grupos de ocho trabajadores diarios para que a lo largo del periodo inicial, que en principio eran solamente seis meses, dejaran la ciudad libre de desechos y residuos. Los resultados han sido más que exitosos puesto que las autoridades han contabilizado más de dos mil bolsas de basura a lo largo de este tiempo. 

Después de este éxito, otras ciudades del país están considerando implantar el programa en sus localidades después de haber recibido la invitación por parte de Arkansas. Todo un ejemplo a seguir.

El proyecto ha tenido tal acogida que las autoridades pretenden alargarlo un año más "El proyecto ha tenido tal acogida que las autoridades pretenden alargarlo un año más"

Paul Atkins, prelado de la iglesia en la que nació la idea de realizar esta gran iniciativa asegura a 12 News Now que están muy entusiasmados con lo que ha ocurrido y esperan que pueda perpetuarse en el tiempo. "Queremos trabajar con ellos en el siguiente paso. Hay muchas barreras que superar en lo que respecta al hecho de pasar de no tener ni un techo donde vivir y mendigar a tener un trabajo a tiempo completo. Hay muchos pasos entre medias", explica. 

Felecia Cooks, dirigente local de la ciudad, nunca dudó del potencial de la iniciativa: "Sabía que alcanzaríamos este punto". Que fuera posible solo me hizo llorar de alegría". 

De esta manera, los implicados en el programa también han recibido la posibilidad de someterse a un tratamiento físico y mental, que les ayude a prepararse para volver a tener una vida normal. Algunos también han tenido ya entrevistas de trabajo y otros, incluso han recibido una oferta de vivienda. 

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados