Condenan al equipo antidroga de la Guardia Civil de Málaga por narcotráfico

Condenan al equipo antidroga de la Guardia Civil de Málaga por narcotráfico

Condenado un teniente de la Guardia Civil y a miembros del cuerpo por participar en operaciones de narcotráfico y pertenecer a un grupo criminal.

La Justicia ha condenado a 27 personas, entre ellas un teniente de la Guardia Civil y exjefe del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA), por participar en un operaciones de narcotráfico. Ocho personas más estaban imputadas, incluidos cuatro agentes, pero fueron absueltos.

El juicio sobre este caso comenzó el 14 de octubre de 2015 y la resolución fue comunicada este viernes 2 de noviembre de 2018, tal y como ha podido saber Europa Press. Entre los hechos probados se incluye la participación de los acusados en varias operaciones de narcotráfico. Se ha demostrado que, en una de ellas, uno de los procesados iba a quedarse con una elevada cantidad de hachís.

La sentencia prueba que "los agentes del EDOA actuaran con posterioridad al desembarco de la droga y a la entrada en la playa de los falsos policías, procediendo a la detención y permitiendo la huida de los alijadores". Esta condena era contraria a la declaración del exjefe antidroga, que era para "obtener él éxito en su carrera profesional", y que era conocedor de los planes y los "consintió".

Algunos guardias civiles querían importantes cantidades de hachís como beneficio "Algunos guardias civiles querían importantes cantidades de hachís como beneficio"

No obstante, no está probado que fuera a participar en la apropiación de la droga que algunos agentes sí iban a obtener, pero sí se considera que quiso "ocultar" los hechos incluso delante del juzgado. Para ello "alteró con mendacidad lo sucedido, no reflejando en el atestado la existencia de la organización" y "omitió cualquier referencia" al acusado que actuaba de informador para "evitar su detención y conseguir la impunidad de éste".

Otra de las operaciones se centraba en introducir droga desde Marruecos por Melilla, y otro de las acusados era quien la dirigía y también iba a introducir hachís en su beneficio. No se sabe si hubo alguna contraprestación, pero el exjefe de EDOA aprovechó su cargo para dar "cobertura" a la operación.

Por lo tanto, el Tribunal considera que la actitud del teniente de Guardia Civil condenado "no se limitó a recibir y valorar la información" sino que "fue mucho más allá, cooperando".

Otros acusados han sido condenados por pertenecer a un grupo criminal, al estar incluidos en una organización que se dedica al tráfico de drogas desde Marruecos. El juzgado considera que había otros agentes en contacto con esta organización. Uno no ha sido condenado y otros dos guardias civiles sí, aunque no hay pruebas de que se "ofrecieran o abonaran dinero a ningún miembro de la Guardia Civil como contraprestación por servicios de cobertura y vigilancia en el mentado alijo".

Condenado el Guardia Civil casado con la difunta Lucía Garrido

Uno de los condenados es el viudo de Lucía Garrido Palomino, la mujer a la que asesinaron en su finca Los Naranjos de Alhaurín de la Torre, Málaga, el 30 de abril de 2008. Al parecer su exmarido, Manuel Alonso, la maltrataba.

Lucía Garrido y Manuel Alonso "Lucía Garrido y Manuel Alonso"

Tal y como sospecha Rosa Garrido, tras el asesinato de su hermana hay toda una trama de drogas y violencia machista, y denuncia el "trasfondo oscuro y la investigación tan irregular que se ha realizado en este caso". El caso incluía como sospechoso al agente ahora condenado por narcotráfico, aunque fue sacado de la investigación.

Además, en 2009 dos colombianos fueron asesinados a disparos por Manuel Alonso por supuesto asalto a la finca, lo cual Asuntos Internos en 2015 relacionó con guardias civiles y operaciones de narcotráfico.

Comentarios