Buscar
Usuario

Noticias

Ángel Hernández, absuelto del delito de cooperación al suicidio por ayudar a morir a su mujer enferma

Tras aprobarse la Ley de Eutanasia, la Fiscalía presentó un escrito en el juzgado retirando su acusación.

Ángel Hernández, absuelto del delito de cooperación al suicidio por ayudar a morir a su mujer enferma Ángel Hernández, absuelto del delito de cooperación al suicidio por ayudar a morir a su mujer enferma

Foto: Captura

El juzgado de lo Penal número 34 de Madrid ha absuelto a Ángel Hernández del delito de cooperación al suicidio del que estaba acusado por haber ayudado a su esposa, María José Carrasco, enferma terminal de esclerosis múltiple, a poner fin a su vida el 3 de abril de 2019, siguiendo su voluntad.

En la sentencia hecha pública se acuerda la absolución después de que el pasado 30 de junio la Fiscalía de Madrid acordara retirar la acusación que mantenía contra Hernández tras la entrada en vigor de la Ley Orgánica 3/2021, de regulación de la eutanasia, cuya disposición final primera afectaba directamente a la acusación dirigida contra Ángel Hernández. La Ley de la Eutanasia entró en vigor el pasado 25 de junio, después de que el Congreso de los Diputados la aprobara el 18 de marzo con amplia mayoría y la oposición de PP y VOX.

"Al haberse retirado la única acusación personada en las acusaciones, de acuerdo con la doctrina, procede dictar sentencia absolutoria con todos los pronunciamientos favorables, no procediendo el sobreseimiento libre solicitado al amparo del artículo 637 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, al haberse ya acordado por el órgano instructor la apertura de juicio oral mediante auto de 3 de noviembre de 2020", señala la resolución.

En el marco de la sentencia absolutoria, quedan sin efecto las medidas cautelares que se acordaron durante la instrucción de la causa. Contra esta sentencia cabe interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Toda una vida dedicado a su esposa

Acaba así el proceso judicial que se inició tras la muerte de María José Carrasco el 3 de abril de 2019 en su domicilio madrileño, cumpliéndose así el deseo "constante" que tenía de acabar con su vida debido a los "intensos" dolores "más allá de lo que podía soportar" por la esclerosis múltiple que padecía desde 1989, según relataba el escrito de la Fiscalía. Finalmente, su marido "desamparado por la falta de ayudas institucionales" cumplió los deseos de su esposa.

María José y Ángel estaban solos aquel día en la vivienda y Ángel vertió en un vaso un medicamento, pentobarbital sódico, y se lo acercó a su mujer, que lo ingirió con una pajita. A los diez minutos falleció. La enferma tenía reconocida una gran invalidez y necesitaba del apoyo de terceras personas para todas las actividades básicas de la vida diaria, por lo que su marido había pedido una reducción de jornada laborar para atenderla.

Desde 1999 el acusado "se dedicó en exclusiva al cuidado de su mujer" y realizó una "fuerte" inversión económica para reformar y acondicionar su vivienda con objeto de eliminar las barreras arquitectónicas e, incluso, instaló un equipo medicinal en el domicilio, detalla la Fiscalía, que subrayaba en su escrito que desde 2007 Ángel Hernández había solicitado reiteradamente ayuda para el cuidado de María José y una plaza en residencia, pero no se lo dieron.

Artículos recomendados

Comentarios