La anciana de 84 años sin hogar agredida en Madrid regresará por Navidad a Rumanía

La anciana de 84 años sin hogar agredida en Madrid regresará por Navidad a Rumanía

La solidaridad de los vecinos ha permitido a la mujer hospedarse en un hotel mientras se recupera y podrá regresar por navidades a su país de origen.

Tuvo que producirse una brutal agresión de cuatro jóvenes fascistas -según denunció el activista Lagarder- para que la sociedad convirtiera lo invisible en visible. Es lo que le ha sucedido a Flor, la anciana de 84 años que fue brutalmente golpeada la madrugada del viernes 24 en una céntrica calle de Madrid.

Esta mujer se encuentra desde hace más de dos años pernoctando en las calles del barrio de Chamberí y solicitando ayuda económica en la puerta de un banco. La agresión recogida por todos los medios de comunicación nacionales y regionales ha puesto el foco en el verdadero problema social: la escasa capacidad de Flor para sobrevivir mientras duerme bajo la luz de la luna.

Tras conocerse el espantoso episodio, los vecinos de la zona no han dudado en acercarse a ella para solidarizarse con su causa. Una mujer le pagó un par de noches de hotel para que pudiera dormir mientras se recuperaba de las heridas; otros vecinos han colaborado con dinero, mantas, comida...  Y toda esta marea social de apoyo ha logrado recaudar fondos para que esta anciana sin hogar y su marido puedan volver a Rumanía por navidades.

Así lo ha transmitido el activista Lagarder a través de su cuenta de Twitter:

Lagarder hace un llamamiento a la sociedad para que no olvide que todavía hay "muchas Flor" pernoctando en las calles con las bajas temperaturas del otoño que "necesitan ayuda" tanto de los madrileños como de los políticos. El activista lanza varios mensajes en su cuenta mencionando directamente a la alcaldesa de la ciudad de Madrid, Manuela Carmena, para que intente solucionar esta dura realidad.

Una agresión polémica

Flor acompañada de una vecina que ha colaborado con ella "Flor acompañada de una vecina que ha colaborado con ella"

Vecinos de la zona donde la anciana se encuentra en la calle han asegurado a Telemadrid que Flor está siendo explotada por una mafia para que pida dinero. Cada noche, supuestamente, acuden al lugar donde se encuentra a recoger todo lo recaudado durante el día.

Desde que sucedió esta brutal paliza llevada a cabo por cuatro jóvenes, las versiones contadas difieren entre sí. Mientras el activista Lagarder asegura que fueron cuatro adolescentes fascistas, los vecinos creen fue alguien de la mafia que la obliga a pedir dinero sin ningún tipo de escrúpulos. Otros ciudadanos afirman que incluso podría haber sido su marido el que la agredió de manera tan brutal e inhumana. 

La versión oficial, contada por la misma víctima, apoya lo denunciado por Lagarder: cuatro jóvenes que llevaban botellas de cristal le propinaron golpes en la cara y el estómago mientras su marido lograba huir. Ella, al no poder correr, sufrió el bestial ataque.

Según fuentes de Emergencias Madrid, tanto el Samur como Samur Social se acercaron a ella durante las primeras 48 horas para mantenerla bajo vigilancia sanitaria. Estos efectivos aseguran que Flor nunca acepta los recursos sociales y rechazó la atención médica. Asimismo, tampoco permitió su identificación para que se pudiera proceder a denunciar a los atacantes por un posible delito de aporafobia, esto es, contra las personas pobres o sin recursos económicos.

Activismo contra la pobreza

Lagarder, el activista que se hizo eco en las redes sociales de la agresión a Flor, no cesa en su campaña contra la situación en la que se encuentran decenas de personas, mayores y no tan mayores, en la ciudad de Madrid.

Conocido por sus polémicas intervenciones en manifestaciones de fascistas y franquistas para denunciar la permisividad de la legislación española con estos seres de extrema derecha, Lagarder hace un llamamiento explícito a Carmena a través de su cuenta de Twitter mientras recoge imágenes de la situación en la que se encuentran las personas que no tienen otro remedio que vivir en las calles.

"Son las 2:21 de la madrugada y estamos a 3ºC y miles de personas sin hogar durmiendo entre cartones", comienza uno de sus múltiples mensajes para denunciar esta situación de pobreza extrema.

"Una plaza llena de personas sin techo en la capital de España", denuncia Lagarder. Asimismo, el activista asegura que cada noche los servicios sanitarios tienen que atender a personas sin hogar por casos de hipotermina debido a las bajas temperaturas. En plena Plaza Mayor de Madrid, más de 70 personas duermen entre cartones para salvaguardarse del frío, según afirma.

Los casos de personas que se ven obligadas a pedir en la calle se cuentan por miles. Según los datos del área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, más de 2.000 personas duermen en las calles de la capital de España. Muchos de ellos por necesidad, pero otros también obligados por mafias.

Una realidad inhumana a la que los gobernantes no han sabido dar respuesta: ni el Ayuntamiento de Madrid (Ahora Madrid), ni la Comunidad de Madrid (PP) ni el Gobierno de España (PP). ¿Hasta cuándo seguirá esta situación? Una pregunta que seguramente se habrán hecho muchos españoles alguna vez en su vida.

Comentarios