Buscar
Usuario

Política

La realidad que VOX niega: más de 100.000 homosexuales fueron represaliados por el nazismo

El nazismo sometió a todo tipo de torturas y ejecutó de manera sistemática a personas homosexuales durante el nazismo.

La realidad que VOX niega: más de 100.000 homosexuales fueron represaliados por el nazismo

El nazismo persiguió, represalió y asesinó de manera sistemática y calculada a personas LGTBI entre los años 1933 y 1945. Esa es la realidad que VOX acaba de negar en el Ayuntamiento de Valencia para justificar su rechazo a la moción que condena el Holocausto.

Pero, lejos de valoraciones, es muy necesario remitirse a la historia y conocer qué sucedió realmente durante aquella etapa. La República de Weimar, el periodo previo al nazismo, fue un lugar de relativa tolerancia hacia la homosexualidad. No era legal y había condenas, pero ello no impedía una pequeña presencia incluso mediática. De hecho, un año después de la creación de Weimar, se produjo la primera película de temática homosexual de la historia, 'Anders als de Andern', de Richard Oswald.

Esa relativa tolerancia se mantuvo hasta la llegada de Hitler al poder. De hecho, el propio nazismo contaba durante su primera etapa (cuando fingía ser un partido democrático) con un destacado líder homosexual, Ernst Röhm, que terminó siendo asesinado por las SS de Himmler tras la noche de los cuchillos largos. Himmler, por cierto, fue uno de los mayores impulsores de la persecución contra estos colectivos y aumentó exponencialmente su poder tras masacrar a la Sección de Asalto de Röhm.

La llegada del nazismo al poder significó un fuerte recrudecimiento del artículo 175 del Código Penal, que desde el 1 de enero de 1872 contemplaba como delito "la fornicación contra natura entre hombres", algo que posteriormente se amplió también a las mujeres. El nazismo modificó este artículo e incluyó  a cualquier persona "sospechosa" de ser homosexual, lo que significaba un armazón legal para enviar a campos de trabajo y exterminio a cualquier persona considerada homosexual, simplemente, por su manera de hablar o vestirse.

El aumento de represaliados fue exponencial. Si en 1933 se condenó a 853 adultos, en 1935 la cifra aumentó a 2.106 personas; en 1936 a 5.320, en 1937 a 8.271 y ese número de mantuvo prácticamente igual en los tres años siguientes.

Himmler fue uno de los mayores impulsores de la persecución a los homosexuales "Himmler fue uno de los mayores impulsores de la persecución a los homosexuales"

El nazismo no ocultaba que esta persecución sistemática tenía un objetivo: eliminar el "vicio" que, según sus teorías, asolaba a la sociedad alemana que pretendían purificiar en virtud de sus teorías raciales y antisemitas. De hecho, varios ideólogos del nazismo consideraban la homosexualidad como una plaga que dañaba la tasa de natalidad alemana y, con ello, la superviviencia de los arios.

El papel de Heinrich Himmler

Como hemos comentado, el mayor impulsor de la persecución hacia los homosexuales fue el jefe de las SS, Heinrich Himmler. Él fue el quien se encargó de organizar y coordinar personalmente todas las acciones dirigidas hacia la matanza de las personas homosexuales.

En febrero de 1933, al poco de llegar al poder Hitler, se ordenó el cierre de todos los bares gays de las principales ciudades, entre ellos el mítico club Eldorado. Un año después, la Gestapo crea las denominadas 'listas rosas' donde se señalan los nombres de personas supuestamente homosexuales. La organización empieza a realizar detenciones arbitrarias, al margen todavía de la ley, para torturarlos y conocer el nombre de otras personas del colectivo. Un año después se modifica el artículo 175 para detener a "cualquier sospechoso de homosexualidad".

ElDorado era uno de los clubes regentados por homosexuales en el Berlín de Weimar... "ElDorado era uno de los clubes regentados por homosexuales en el Berlín de Weimar..."

... Y fue clausurado en cuanto el nazismo llegó al poder y empezó a represaliar a las personas homosexuales "... Y fue clausurado en cuanto el nazismo llegó al poder y empezó a represaliar a las personas homosexuales"

El propio Himmler fue el encargado de crear en 1936 la denominada Oficina Central del Recih para Combatir el Aborto y la Homosexualidad. La citada modificación del artículo 175 permitía ahora a sus miembros la detención arbitraria e incluso asesinato de cualquier persona sospechosa de "ser peligrosa para la fibra moral de Alemania". 

En 1938, dos años después de formar un cuerpo de agentes, la Gestapo anunció una directiva que enviaba a campos de concentración a cualquier persona que hubiera sido condenada por el artículo 175. El plan estaba calculado: primero se había marcado a toda la comunidad homosexual con el endurecimiento del código penal y el papel de la Gestapo. El siguiente paso era claro: eliminarlos.

A partir de entonces, la policía se dedicó a enviar a las personas del colectivo a campos de concentración y exterminio. Su identificación incluía un triángulo invertido rosa, una característica propia para homosexuales y que, por tanto, evidencia que eran el objetivo del régimen. Se calcula que entre los años 1933 y 1945 se represalió a más de 100.000 hombres como homosexuales. No hay cifras concretas sobre las muertes, aunque se estima que se ejecutó a un total de 75.000 personas homosexuales.

Castraciones y 'experimentación'

Carl Vaenet fue uno de los autores de la 'experimentación' con personas homosexuales, lo que implicaba toda una serie de torturas sistemáticas "Carl Vaenet fue uno de los autores de la 'experimentación' con personas homosexuales, lo que implicaba toda una serie de torturas sistemáticas"

Además, entrar en un campo de concentración con el citado triángulo rosa implicaba un fuerte acoso. Algunos nazis consideraban que la homosexualidad se podía 'curar' mediante una 'férrea disciplina' que incluía palizas y humillación constante en el trabajo.

Dentro de ese mantra de 'curación de la homosexualidad', los presos también fueron objeto de los experimentos ejercidos en los campos. Uno de ellos incluía la mutilación de los genitales. Algunos presos llegaron a pedirla bajo la promesa de reducir su pena, algo que luego no se cumplía. Posteriormente, los nazis empezaron a realizarla de manera arbitraria y por imposición. Además, los experimentos también se cobraron la vida de muchas personas que habían sido encerradas por su orientación sexual.

Uno de los principales responsables fue el 'carnicero' danés Carl Vaernet. Entre las torturas que ejercía contra homosexuales en el campo de Buchenwald, se encontraban los cortes sin anestesia que realizaba a los presos en el ano y en la parte inferior del abdomen derecho para insertar cápsulas con hormonas sintéticas. Muchos morían en el acto y en unas condiciones lamentables.

La persecución que el nazismo ejerció contra las personas homosexuales no tuvo el reconocimiento suficiente hasta que, en el año 2000, el Gobierno alemán pidió oficialmente disculpas por la represión. Un año más tarde, en el año 2001, el Gobierno francés de Lionel Jospin reconoció la implicación del país galo en estos hechos. Y ahora, en 2020, VOX cuestiona la existencia de casos que se encuentran documentados.

Artículos recomendados

Comentarios