Buscar
Usuario

Televisión

Alemania apuesta fuerte por Eurovisión 2020 eligiendo al esloveno Ben Dolic

La NRD ha apostado este año por una selección interna de la mano de Symphonix, sello de referencia en el aspecto eurovisivo.

Alemania apuesta fuerte por Eurovisión 2020 eligiendo al esloveno Ben Dolic

El año 2020 parece ser la época en la que acabar con las preselecciones en el ámbito eurovisivo. Si España, Francia o Reino Unido habían dado el salto hacia una selección interna de cara a Rotterdam, la última del Big-5 no ha sido menos. Alemania, tras años apostando por su clásico 'Unser Song', que realmente no le ha dejado malos resultados, de cara a 2020 ha vuelto a la senda del 'dedazo', escogiendo al esloveno Ben Dolic con la canción 'Violent Thing'. 

Dolic, natural de Liubliana y vencedor de una criba de más de 500 canciones gracias a un jurado profesional y otro demoscópico, es conocido en el panorama musical alemán por su segundo puesto en la octava edición de 'La Voz' en territorio bávaro allá por 2018. Esta no era la primera vez que el artista intentaba ir al festival, ya que estuvo a punto de representar Eslovenia natal en 2016 con la banda D Base. Ahora, le llegará la oportunidad en Rotterdam. 

Una canción con grandes nombres detrás

En cuanto a la canción, 'Violent Thing' es una vuelta de hoja a las apuestas alemanas, con un estilo urbano muy cuidado. Suena a música actual y viene de la mano de grandes nombres del panorama eurovisivo. Bajo la composición entre otros del serbio Boris Milanov, cabeza visible de Symphonix y autor entre otros temas de 'Nobody But You' (Austria 2018), 'If Love Was A Crime' (Bulgaria 2016) o 'Beautiful Mess' (Bulgaria 2017); cada canción que toca este compositor acaba en el top-5. Y hasta el momento podríamos pensar que la alemana puede seguir el mismo camino. 

'Violent Thing' te deja las reminiscencias de canción ganadora a primera escucha. La voz de Ben Dolic es tremendamente particular y cualquier cosa en el proyecto está bien cuidada. Con un videoclip de imagen potente, unos estribillos que te cazan nada más oírlos y varios pasos dados por la NDR que alertan de una apuesta ambiciosa por el festival, quién sabe si el inicio de los años 20 pueden ser tan exitosos como el inicio de los años 10, que acabaron con victoria de Lena Meyer-Landrut en Oslo. 

Con todo esto, el Big-5 queda completo con un aumento de nivel considerable en cuanto a calidad musical. Optando por cinco hombres las cinco delegaciones, el salto cualitativo de Alemania deja claro que el bottom del año pasado ha escocido y mucho en Berlín y se quiere un giro total. ¿Les traerá un top-5? De momento tiene pinta. 

Artículos recomendados

Comentarios