Buscar
Usuario

Ciencia

La ciencia habla: ¿Qué hace más daño al cerebro: una copa o un porro de marihuana?

Varios estudios han intentado arrojar datos importantes sobre los efectos de estas sustancias en nuestro cerebro.

Los problemas y consecuencias asociadas al consumo excesivo del alcohol y de una sustancia prohibida como el cannabis están más que probadas; aunque, esta última aún es ilegal en muchos países. Ahora, los científicos intentan dar respuesta a la pregunta: ¿qué sustancia de las dos es peor para el funcionamiento para nuestro cerebro?

Según el CDC, Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, en 2014 murieron más de 30.000 estadounidenses a causa del consumo excesivo de alcohol; mientras que no hay documentación de muertes certificadas por el consumo excesivo de cannabis. Lo que resulta un dato muy curioso y revelador, aunque eso no significa que el consumo de la marihuana sea menos dañino para el organismo humano. Sin embargo, los datos revelan que esta sustancia ilegal es una de las drogas más utilizadas, ya que cerca de la mitad de los adultos han consumido el cannabis al menos una vez; además, la investigación sugiere que es poco adictiva por el diminuto porcentaje de personas que se vuelven adictas a ella.

El alcohol es más adictivo que el cannabis

Solo el 9% de las personas que probaron la marihuana se hacen adictas "Solo el 9% de las personas que probaron la marihuana se hacen adictas"

La investigación llevada a cabo en 1994 por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas con una muestra de más 8000 personas con edades comprendidas entre los 15 y 64 años, se cuestionaba la adicción que provocan ciertas sustancias. En este estudio dio datos reveladores como: solo el 9% de las personas que probaron eventualmente la marihuana se hacen adictas; el alcohol un 15%; la heroína un 23%; y, por último, la nicotina un 32% aproximadamente.

El siguiente dato que deja mal el consumo de alcohol frente al de cannabis es que, el primero, está más relacionado con casos de cáncer según el comunicado de un grupo de médicos oncológicos de Estados Unidos. En este pedían que se rebajara de una forma drástica el consumo de alcohol porque, según sus estudios, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de mama pre y postmenopáusico.

Sin embargo, hay otras investigaciones parciales que indican que fumar marihuana tiene un vínculo con el tabaquismo y, por lo tanto, del cáncer de pulmón. Un riesgo que se duplica entre otras cosas porque, según los investigadores, el humo de esta sustancia se retiene durante un mayor tiempo dentro de nuestros pulmones.

La marihuana aumenta el riego de accidentes de tráfico, aunque menos que el alcohol

El alcohol aumenta los riegos de accidentes de tráfico "El alcohol aumenta los riegos de accidentes de tráfico"

La otra comparativa viene dada por las influencias que ejerce su consumo durante la conducción. Según la Administración Nacional de Seguridad Vial de Estados Unidos ambas son peligrosas, pero, el alcohol es mucho peor que el cannabis. De hecho, según estos análisis, una cantidad detectable de THC (principal ingrediente psicoactivo en el cannabis) no aumenta el riesgo de padecer un accidente de coche, mientras que tener al menos un 0,05% de alcohol en sangre aumenta el riesgo más de un 500%.

Incluso, según los estudios realizados por la revista Cognitive, dictaminan que la injesta excesiva de alcohol provoca en el ser humano una conducta mucho más violenta que por el consumo de marihuana. Esto establece un vínculo fuerte entre alcohol y la ira.

La memoria se ve más afectada por el consumo de alcohol

El consumo de alcohol perjudica más a la memoria "El consumo de alcohol perjudica más a la memoria"

Por último, en lo relativo a nuestra memoria, ambas sustancias actúan y afectan de forma muy distinta en la confección de nuestros recuerdos. Los efectos del alcohol se dejan sentir a lo largo del tiempo sobre todo en consumidores compulsivos, crónicos y jóvenes.

Los vacíos de memoria se producen, sobre todo, a la incapacidad del cerebro de formar esos recuerdos. Según este estudio los consumidores crónicos de alcohol se les deteriora más la memoria, la atención, los procesos emocionales, la planificación y los procesos de cognición social; de hecho, estas consecuencias pueden persistir después de años de abstinencia.

Su adicción, el riesgo de padecer cáncer, los accidentes de tráficos, la conducta violencia y los problemas de memoria dejan en muy mala situación a alcohol enfrente a la marihuana; y, aunque, el consumo de ambas sustancias es malo para el organismo todo parece indicar que el alcohol es peor para nuestro cerebro que la marihuana. ¿Estás de acuerdo?

Artículos recomendados

Comentarios