Buscar
Usuario

Política

La agendas de Irene Montero y Ayuso en EEUU: por qué la de una molesta y la otra no

Desde el PP se ha desplegado una campaña de desprestigio contra Irene Montero y el Ministerio de Igualdad por el viaje realizado a Estados Unidos.

La agendas de Irene Montero y Ayuso en EEUU: por qué la de una molesta y la otra no La agendas de Irene Montero y Ayuso en EEUU: por qué la de una molesta y la otra no

El Ministerio de Igualdad vuelve a estar en el objetivo del Partido Popular. En esta ocasión, el motivo ha sido el viaje realizado por su responsable, Irene Montero, a Washington y Nueva York con algunas compañeras para llevar a cabo algunas reuniones sobre políticas feministas, algo de rabiosa actualidad cuando en Estados Unidos se está viviendo un preocupante retroceso en el derecho reproductivo de las mujeres.

Desde las filas conservadoras ha empezado a difundirse un relato en el que se trata de presentar este viaje prácticamente como unas "vacaciones pagadas" tratando de invisibilizar la agenda que la ministra tuvo en la ciudad de los rascacielos y, de paso, quitarle valor a la agenda feminista.

Agenda política de la ministra Irene Montero durante su viaje a Estados Unidos Agenda política de la ministra Irene Montero durante su viaje a Estados Unidos, imagen de sustitución
Agenda política de la ministra Irene Montero durante su viaje a Estados Unidos Ministerio de Igualdad

Según el documento aportado por el Ministerio de Igualdad, el viaje tenía como objetivo "reforzar la agenda feminista y, en concreto, abordar aspectos relacionados con la nueva Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y de salud sexual y reproductiva española".

En dicho documento se detallan las reuniones que tuvieron lugar entre el miércoles 29 de junio y el viernes 1 de julio, señalando la hora y lugar. Así, puede comprobarse que Montero y Ángela Rodriguez Pam, secretaria de Estado de Igualdad y Contra la Violencia de Género, mantuvieron encuentros en la Casa Blanca con Jennifer Klein, directora Ejecutiva del Consejo de Políticas de Género y con Chiraag Bains, que dirige las políticas relativas a la Justicia Racial y la Equidad.

También en Washington se reunieron con Andrea Gillespie, abogada de políticas internacionales del Human Rights Committee, y David Stacey, director de Asuntos Gubernamentales del mismo.

Ya en Nueva York, compartieron unas horas de charla con la escritora, periodista e histórica feminista Gloria Steinem, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2021. "Las feministas sabemos que somos porque otras han abierto camino y sabemos del valor de aprender unas de otras. Gloria Steinem es una compañera sin la cual no se entendería el feminismo. Y hoy sigue en pie de lucha", ha señalado Montero en Instagram.

A todo esto hay que añadir otros encuentros con Sima Bahous, directora Ejecutiva de ONU Mujeres; Emily Kadar, directora de Asuntos de la Mujer del Estado de Nueva York; Maria Sjödin, directora Ejecutiva de Outright Action International; o su visita al Center for Reproductive Rights, uno de los centros establecidos en Nueva York para los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

La agenda de Ayuso

Con PP y VOX haciendo campaña por polemizar este viaje, Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha compartido la agenda política que llevó a cabo en su viaje a Nueva York en septiembre de 2021 para crear el bulo de que Irene Montero acudió sin agenda. "Cuando el Gobierno de la Comunidad de Madrid viaja, lleva agenda política", ha lanzado en Twitter.

Sin especificar las horas ni los lugares en el que tuvieron lugar sus reuniones, en el documento aportado por Ayuso se puede comprobar que gran parte de su viaje se basó en atender a prensa española, como Antena 3, El Economista, esRadio, Telemadrid, Telecinco o Cope.

Ayuso pasó cinco días en Nueva York mientras que Irene Montero solo estuvo tres. Ambas tuvieron reuniones atendiendo a sus competencias pero solo se está criticando la de una de ellas. Por no mencionar que la presidenta regional recientemente volvió a cruzar el charco para visitar Miami, donde compareció ante tres medios (y los tres españoles) e incluso acudió a un partido de baseball.

La foto en Times Square

Lo que ha servido para encender la mecha de la polémica, más que el viaje en sí, ha sido la fotografía tomada por la ministra en Times Square junto a Rodríguez Pam, Isa Serra, portavoz de Podemos; y Lidia Rubio, su directora de gabinete.

Esto ha servido para que desde las filas del PP lo tilden de "viaje de fin de curso" con "imágenes de adolescentes", según Cuca Gamarra, secretaria general de la formación conservadora. "No podemos permitirnos ministras como la de Igualdad, que se ha dedicado a pasarse un puente que ha creado en Nueva York cuando los españoles no pueden llegar a fin de mes", ha abundado en una entrevista en Cadena Ser en la que Àngels Barceló le ha recordado que otros dirigentes del PP que viajaron a Nueva York se hicieron la misma foto.

Sin ir más lejos y volviendo a Ayuso, ella también se tomó una fotografía en Times Square junto a Sandra Fernández, directora de medios; Miguel Ángel Rodríguez, jefe de gabinete; Alejandro Morales, traductor; y José Luis Carreras, jefe de prensa. Incluso, al contrario que Montero, se tomó otras comiendo perritos calientes, paseando por sus calles o tomando cervezas.

Fotografía de Ayuso en Times Square durante su viaje a Nueva York Fotografía de Ayuso en Times Square durante su viaje a Nueva York, imagen de sustitución
Fotografía de Ayuso en Times Square durante su viaje a Nueva York RRSS

Otro especialmente agresivo con el viaje de Irene Montero ha sido Elías Bendodo, coordinador general del PP, quien ja tildado la foto de Montero de "posado groupie en Times Square". Sin embargo, él también tiene una fotografía idéntica cuando en 2016 viajo a Nueva York para promocionar el turismo en la Costa del Sol a través de una campaña publicitaria en autobuses.

Unos sí y otras no

La reflexión resulta evidente. ¿Por qué unos pueden y otros no? ¿Por qué si alguien de Podemos como Irene Montero realiza un viaje a Estados Unidos para llevar a cabo reuniones de su competencia está mal pero si lo hace alguien del Partido Popular entra dentro del orden institucional?

Una vez más se sobrepasan ciertos límites con Irene Montero, algo que no sucede con otros líderes políticos. Esta estrategia desplegada por la derecha y la extrema derecha tiene como único objetivo dilapidar la imagen de la dirigente morada e invalidar y desprestigiar todos y cada uno de los puntos de la agenda feminista. Porque lo que molesta verdaderamente es que sea una mujer de izquierdas en el Gobierno. La libertad, solo para ellos.

Artículos recomendados

Comentarios